martes, 27 de mayo de 2008

¿Confianza ciega?


reaching for mommy

Téléchargé par quantumlimit le 11 jan 08 à 8:28 (PDT)




¿Cómo volver a confiar si te han fallado?



Es dificil creer y fiarte en sus palabras. Te cuesta aceptar cuanto te presente, cuanto te dice, porque sabes que no tienes certeza de que realmente sea algo bueno, sea la verdad.

Y aunque todo haya quedado claro y se hayan dicho todas las verdades, cuesta aceptar ciegamente lo que el otro te propone. Y te pones cuidadoso, desconfiado. Exiges pruebas, un respaldo que te permita manejarte y confiarte de lo que te están presentando.

Nadie está libre de errores, por eso dices que no puedes entregar tu confianza a nadie.

Respaldo, es lo que necesitas. Algo claro, algo firme que te ayude a manejarte con confianza y con certeza. Y ese algo, no te lo ofrece la persona aludida.

Buscar pruebas en otras partes, miras a tu alrededor, preguntas a otras personas, recorres otras vidas, todo lo suficiente para asegurarte de estar actuando correctamente.

Te callas, cuando se acerca. Preparás un golpe, cuando te habla. Te defiendes como puedes, de lo que viene. Miras con recelo, inseguro de su presencia. Y no hablas, por temor. No le confías nada.

Piensas que si una vez te falló, puede existir otra vez en que te haga lo mismo.


¿Quién puede asegurarte que no te volverán a fallar?


Nadie puede adivinar o ver tu futuro. Mientras tanto, buscas defenderte como puedes, como sientes.

Desconfías y esa será el arma que te facilite la vida entre tanta gente.

Sabes que no es buena la desconfianza, sobre todo cuando intentas construir una amistad. Pero también sabes, que las reglas con las que te manejas, no siempre son las suyas y la relatividad de sus actos te puede dañar.

¿Cómo puedes devolverte la confianza?

Cuando crees, uno arriesga. Para creer necesito información. Para informarme debo conocerte un poco más. Para conocerte un poco más, tienes que dejarme.

Solo conociendo a las personas, sabremos si podemos o no confiar en ellos.

Conocer aún más, para poder confiar. Dejarse conocer, para que nos confíen. Ser transparentes para que nadie dude de nosotros. Ser limpios, para que nadie nos ensucie.


Que dificil es confiar!

3 comentarios:

raizen dijo...

Todo temor nace de una limitación. Cuando existe la comparación o la negación. El temor se nutre con la indiferencia, la burla y la crueldad. Lo mejor es enfrentarlo con integridad, equilibrio y sobre todo honestidad.
Excelente post Claudia.

Un abrazo para tí

Maria Cristina dijo...

muchas veces me sentido como en este post y sabes solo el tiempo cura las heridas y pues solo la confianza puede ser devuelta poco a poco

Justo a mí me tocó ser yo? dijo...

A veces buscamos respuestas en los otros,pero finalmente somos nosotros los que tenemos la responsabilidad de decidir que podrá servirnos o q no...

Por otra parte,sí es difícil confiar,pero no me parece mal actuar como se sienta en ese momento,y después q sea lo q sea...porq viste que no siempre conocer es sinónimo de poder confiar....a veces te traiciona la persona q crees conocer y por ende q menos te esperas , o sorprendentemente recibís buenos gestos ,tmbn de quien menos te imaginás..resumiendo y refraneando: a seguro se lo llevaron preso...
besotes clauuu, q fríoooooo!Lau