viernes, 29 de febrero de 2008

Encuentros Cercanos



Leave in Silence, première mise en ligne par Greg76.

La terminal de ómnibus de su ciudad estaba desierta, pero aun no era la hora. Era invierno patagónico. Sentada a la intemperie, esperaba comenzar el viaje que le cambiaría la vida. El frío se hacía notar y doblaba sus rodillas. Interiormente se sentía iluminada, el frío no menguaba el calor interno que su alma expiraba. Recorrería miles de kilómetros para encontrar a la que persona que tanto deseó.


Viajó con miedo, insegura, con la ingenuidad de quién va en busca de su primer amor. Entre pasajeros exaltados aprovechó el tiempo para pensar y a repasar cada palabra que le diría, cada respuesta que le daría. Hipotetizaba, si era mejor mostrarse de una forma o de otra, algo que la ayudara a sentir que la aceptarían un poco más. Pero no era necesario, el problema es que solía pensar más de lo prudente.


Imaginó rostros, palabras, gestos, sonrisas, hasta situaciones dramáticas. Toda situación era posible en su mente y toda respuesta posible era un seguro más en su viaje.


Su corazón actuaba sabiendo que lo que iba a venir sería más que importante. Sería su graduación en el amor.


El ómnibus fue recorriendo ciudades. Ella en cada estación iba enviando un mensaje. Quería acompañar desde la distancia, como tantas veces lo hizo desde su casa, pero el miedo burdo le hacía ocultar su preocupación y escribía alegría, tranquilidad.


Y así fue llegando, incrédula, temerosa, casi temblando. Entraba en la gran ciudad, la capital, Buenos Aires. Se sentía perdida. No reconocía lugares ni calles, era un mar de autos haciéndose camino a bocinazos, a topes, a gritos, a gestos insultantes. ¿Dónde se había metido?


Así y de a poco, fue llegando a la terminal. Inmenso monstruo de una gran ciudad que no era amable con ella y creería que con ningún visitante. Gente por donde quiera, sin rostros y totalmente anónimos para ella. Ella, un punto más en la inmensidad de esa ciudad.


Apenas el micro paró, pegó sus narices al vidrio tratando de encontrar el rostro que sólo una foto mostró. Pero no veía nada. Tanta gente y no estaba quién ella más deseaba.


Temor, miedo a ser olvidada, fue poco. Bajar y no saber qué hacer fue su mayor sentimiento y su mayor desilusión, porque no estaban esperándola.


Así y todo, tomó coraje y fue a la boletería. ¿Qué lugar sería el primero en el que debía buscar?. Ahí estuvo unos momentos... podría ser que a él se le ocurriera ir a buscarla a ese lugar. Un cambio de horarios y de andén, podrían haber ocasionado la confusión. Pero nada. La terminal de Retiro se convirtió de a poco en una inmensa aventura que debería continuar.


Buscó una segunda salida: conectarse a Internet. Un mensaje desesperado marchó a su dirección: ¿Dónde estás? Cuánta impotencia! Si no venís, yo me voy. Sabés dónde encontrarme. Ahí no podía esperar, simplemente pensar que él estaría en su casa y que podría abrir su casilla y ver que ella estaba allí. Salió de ese lugar y buscó un teléfono, era la otra alternativa. Llamaría a su casa, por las dudas... no vaya a ser que siga allí y ella esperando. Atiende una mujer grande, supuso que era la madre. Apenas habló, ella la reconoció y creo que hasta sintió su angustia. La tranquilizó y le contó todo lo que él estaría haciendo en ese momento para encontrarla. Una tranquilidad, el estaba en camino o estaba en la terminal buscándola. En su cabeza solo rondaba: el tren, la estación... y muchos nombres que no pudo retener.


Desde la altura de la boletería, ve como la gente viene y va. Ríos de gente que caminan sin parar. Y ella allí, sin poder gritar.


Su cerebro conectó un recuerdo: la imagen de la foto que él le había mandado. Extraordinariamente reconoció aquel perfil, tan particular y que tanto buscaba. No había dudas, era él el que subía las escaleras. Y gritó con desesperación su nombre, lo llamó, y su grito era una súplica pérdida en la inmensidad del lugar. Y él la escuchó, le sonrió, fue a su encuentro y la abrazó. Ella sonrió, lo abrazó y lloró, posando su descontrolado corazón en los hombros de aquel que sentía que era su amado.


Era la primera vez que se veían y sin embargo, era un aire familiar el que los rodeaba. Un sueño cumplido, que volvió a la realidad cuando la gente atropellándolos los corrió de las escaleras.


Poco a poco trataron de salir de ese lugar, buscaron más tranquilidad, un lugar donde poder charlar.


Tantos meses preparando aquel encuentro, tantas noches soñando este amor que tenían. Y se miraron a los ojos. se reconocieron, sonrieron y se hablaron, contándose todo lo que la tecnología no les permitía.


Instintivamente sus manos se juntaron, quedando unidas de aquí hasta el más allá. Tan suaves ella las sintió, que no podía dejar de acariciarlas. Tanta seguridad le proporcionaban que sentía tranquilidad en su compañía y la angustia se retiraba...


Pasaron unos minutos y la moza de la confitería va a su mesa y pregunta: ¿qué desean tomar? y al unísono responden: "café con leche... con más café que leche". Se rieron con complicidad, se encontraban nuevamente coincidiendo como si hubieran estado juntos toda una vida.


Ella miraba admirada la terminal, desde la tranquilidad de su asiento y él le contaba, le mostraba, le enseñaba cómo eran las cosas en ese lugar.


Pensó que aprender a manejarse en un lugar como este, no era para nada fácil; menos para una "despistada" como ella-


En su interior guardaba el secreto que jamás le contaría: que en su desesperación y pensando en el abandono, sacó pasaje para esa misma noche, con destino conocido, pero sin dar opción a esperar hasta la madrugada. Buscó asegurarse llegar. Si el llegaba y leía su mensaje, la buscaría o no. Era el riesgo que debía correr. Pero nada de eso fue necesario.


El pasaje no lo usó y lo terminó destruyendo, sin que él se enterara. Ese fue el primer y único engaño que ella cometió.


Como amigos de toda la vida, anónimos entre la gente caminaron al andén y hablaron, se rieron y se enamoraron. Ella comprobó que aquella persona que conoció a través de Internet, es que la amó a distancia, que le enseñó del amor y de cómo quererse a uno mismo; esa persona, no era un desconocido, era Él, el mismo de siempre.


Habían programado viajar esa misma noche. Ella debía hacer unos trámites y el la iba a acompañar. Así que en la misma estación iniciarían un viaje maravilloso, casi en secreto. Un viaje que no olvidarían jamás. Viajar juntos en ómnibus, era la primera oportunidad para acercarse por primera vez con palabras cariñosas, sonrisas, ternura, un beso suave, calor de encuentro, amarse de a poco, reconocerse en el otro. Era el inicio de una gran batalla, ausentes del mundo, sonrientes, delirando de amor. Se amaron, se besaron, se unieron delicadamente, discretamente. ¿Alguien se habrá dado cuenta de semejante amor?


Iban camino al destino planeado. Viajaban al encuentro de sus dos semanas de corazón. ¿Sería un comienzo con gran final o simplemente algo lindo para recordar?

miércoles, 27 de febrero de 2008

Una voz en el teléfono


telefono

Téléchargé par ciarlicappa le 9 déc 07 à 6:26 (PST).


spacer image

Sigue estando allí, quieto, esperándome. Inerte, pero atrayente.


Sabe que sus ganas pueden más que su voluntad, pero le asaltan las dudas. No sabe si hacerlo será correcto, no sabe si toda esta situación le hará bien. Trata de aparentar tranquilidad, pensando en otras cosas. Trata de ocupar su tiempo, pensando en el trabajo, viendo qué hacer en casa, encendiendo el tv aunque no mire ningún programa, escuchando algún programa con música estridente, haciendo volar su mente hacia mundos lejanos, muy lejanos. Su pensamiento tiene que permanecer ocupado. Pero no puede, sin querer posa su vista en él e inmediatamente viene a ella el deseo irrefrenable de tomarlo entre sus dedos. Pero sabe que en el momento que lo haga perderá sin dudas la batalla que comenzó cuando decidió alejarse de él. No quiere parecer ansiosa, ni desesperada, pero todavía sigue pensando y recordando esa voz en el teléfono.


Hace mucho tiempo que no escucha su voz, mucho tiempo en el que no puede acortar las distancias terrenales con la cercanía del murmullo que nace de su alma y que intenta abrigar a esa otra alma que siempre se mostró tan frágil. Pero tomar el teléfono significa un riesgo, que no sabe si estará dispuesta a enfrentar. ¿Si llama y la atiende otra persona?. ¿Si llama, y le dicen que no vive nadie con ese nombre ahí?. ¿Si llama y nadie atiende?. ¿Si llama y esa voz ya no le significan los mismos sentimientos? ¿Si llama y atiende su voz….? Todo es un riesgo, todo un peligro difícil de enfrentar.


Se queda mirando el teléfono. No puede creer que su duda sea si hablar o no. No puede creer que la tranquilidad que necesita esté detrás de una llamada telefónica. Pero lo que más le resulta difícil de entender es que sabe que no logrará nada útil con la llamada y sin embargo su cuerpo y su alma se lo están pidiendo. Así como un adicto necesita del objeto de su adicción. Ella sabe que necesita de esa voz, aunque muy dentro de ella tiene la certeza de que no le será saludable.


Lo mejor sería desconectar el teléfono e irse a dormir, piensa e inmediatamente se precipita sobre el aparato.. De esa forma se quita el peso de estar luchando contra su propia voluntad.


Se acerca y busca el cable para desenchufarlo, pero mientras afanosamente buscaba el lugar de conexión, suena el teléfono.. Mecánicamente atiende sin pensar siquiera lo que está haciendo.


  • Hola…. ¿Quién habla? (Preguntó resuelta…)

Al otro lado del teléfono, una voz que le era muy conocida. Y el mundo se le vino abajo…

  • Hola, pensé que no te iba a encontrar y que si veías quien te llamaba no me ibas a atender…


Ante ella, la voz de la persona que tanto necesitaba. Ante ella, el objeto de su deseo. Ante ella, la causa de su ansiedad.


El cuerpo le temblaba, las manos le sudaban, su cabeza daba vueltas… demasiada incomodidad para un deseo tan esperado.


Sin pensarlo, cortó. No era el momento… hoy no. Lentamente desenchufó el cable del teléfono, cerró la puerta de calle, apagó las luces, se cambió de ropa y se fue a dormir. Todavía no entendía las contrariedades de su corazón, le resultaba complicado dar una explicación a sus acciones. Pero lo que tenía claro era que de ahora en adelante, nada tendría que violar su tranquilidad, ni siquiera… una voz en el teléfono.


martes, 26 de febrero de 2008

Conectados...


To ligado..., première mise en ligne par Wendell Favacho.

El mundo no es un jardín de rosas, lo se, lo comprobé y no dejo de repetirlo. No todas las personas sienten de la misma forma ni con la misma intensidad. No todos pueden agradecer a la vida lo que Dios les ha dado, ni disfrutar de lo poco o mucho que tienen. ¿Qué les pasa a esas personas? ¿Por qué no disfrutar de cada momento de sus vidas? ¿Qué ganan con vivir continuamente quejandose de lo que no tuvieron, de lo que no hicieron, de lo que no sintieron o de la culpa que tienen los demás y que ellos no pueden solucionar?


Ellos van por el mundo "sobreviviendo" a un mundo que les muestra su peor cara, un mundo que les resulta repelente y muchas veces sienten la necesidad de defenderse de todo esto que los rodea. Entonces van caminando, como guerrilleros del mundo con sus armas a cuestas, con la defensa en la boca, con la mano empuñada y con el paso vigilante. La vida les pesa, la vida es un castigo. Los pesos y los castigos no se disfrutan, suelen hacernos daño y por añadidura, suelen dañar a los que nos rodean.


Son esas personas que no tienen plurito en atacar, aún a un ser querido, aun a quién les ha dado la vida, aún a un ser humano. ¿No tienen sangre en sus venas? ¿Cómo puede ser que no tengan remordimientos cuando hacen daño a la persona que más los quiere y se supone que ellos quieren, como se puede dañar a alguien que tiene vida? ¿Cómo se puede decir que se ama mucho, y sin embargo dañar a tal punto de matar en vida a las personas que nos rodean y que tanto harían por nosotros?


Muchos interrogantes, pocas respuestas. Preguntas insolentes, respuestas mezquinas.


Esa clase de acción que se comete contra la gente, me duele. Contra la gente o contra cualquier ser viviente. Es el dolor que se me hace carne, cuando veo los ojos del un niño sufriendo, una mirada triste, un gesto de dolor. Es el dolor que se apodera de mi alma, porque me pongo en el lugar del sufriente y aunque mis heridas no tienen sangre, ni mis manos se encuentran atadas, ni mis ojos están bañados en lágrimas, y no tengo motivos certeros más que mi propia identificación; el pecho se me aprieta, me duele, lo sufro, como si el que sufre fuera parte de mi vida, como si por mis venas corriera su sangre, como si sus impulsos me obligaran a moverme. No hay cables, no hay lazos, no hay nada que aparentemente nos una, pero admirablemente nuestra conexión puede llegar a ser casi familiar. Ponerme en el lugar del otro, muchas veces me ayudó a acompañar en el llanto al amigo, a sufrir en silencio compartido la perdida de un ser querido, a entender tus broncas y tu importencia, me dio respuestas que no me podías dar con tus palabras, pero con solo mirarte a los ojos pude entender tantas cosas. Fue la puerta que abrió tu alma y me permitió conocerte, fue la puerta que abrió mi alma, por eso dejé que te acercaras a mi.


Milagrosa es la conexión con las personas con las que suelo percibir ese pequeño hálito de dolor en sus vidas. Cómo entiendo tu dolor! Como me duele tu desilusión!


Déjame acompañarte en el camino, si quieres esta noche me quedo contigo. Tu dolor alguna vez fue mi dolor, tu alegría alguna vez fue la mia, tus tristezas también alguna vez fueron igual a las mías. Por eso digo, se de lo que hablo... dejame acompañarte.


Si estamos en la tierra para cumplir una misión, creo que la mía es acompañar, es aconsejar... aunque sienta que mis palabras sobran o faltan, según la situación, aunque me sienta una "metida" en territorio que no me pertenece, aunque no me llamen, siempre estoy Ahí, donde más lo necesiten... aunque no me lo pidan.


domingo, 24 de febrero de 2008

Mil pedazos, mil imágenes


365:219 Seven Years..., première mise en ligne par seq.

Intentaste romper con mi imagen, hacerme desaparecer, pero en cada pedazo hecho trizas, volví a surgir sin piedad, a pesar de tu mala voluntad.


No tendrán contemplación tus recuerdos, ni las imágenes del pasado, ni las promesas rotas, ni las mentiras veladas, ni los momentos vividos, ni el recuerdo de mi llanto en la despédida. No tendrán contemplación porque cuanto más daño quieres hacerle a tu memoria, más sangra, más reclama, más molesta y más recuerdos traerán.


La memoria puede ser la luz que te guía hacia la libertad o la roca que te lleva al fondo del mar. Hay que dejarla en libertad y no guardarla bajo un pedestal.


Cuando hemos actuado bien, a pesar de que todo ha salido mal, es un gusto recordar, hasta gracia me puede ocasionar y risa puedo lograr con las torpezas cometidas.


Pero cuando hemos actuado solapadamente, culposamente, sabiendo del daño a ocasionar, intentamos escapar de la memoria, cerrarle la puerta al pasado, cortar los lazos con los años, enterrar en tierra lo que hemos dañado.


He aprendido que no tengo que intentar olvidar a la fuerza. Que la vida se encarga de darle el lugar que se merece a todo lo que hemos vivido. Forzar las situaciones no nos ayuda, desaparecernos del mapa tampoco ayuda. Es mejor enfrentarnos y hacernos responsables de nuestras vida y así, solo así, podremos liberarla de su carga negativa y podremos depurarla. Ahí seremos libres de verdad.


Y solo en ese momento, no habrá voz que nos recuerde el pasado, ni imagen que nos torture, ni recuerdos que nos lastimen... y por el solo hecho de pensar en las presencias, nos sentiremos liberados...
La vida nos devuelve lo que le hemos dado, ni más ni menos. Para algunos ésto será vivir la buena vida! y para otros un infierno en tierra... pero se cosecha lo que se ha plantado.


"Quien siembra vientos, cosecha tempestades"

De locos, todos tenemos un poco... aunque lo ocultemos


:::, première mise en ligne par Massimo Sbreni.


Los actos de locura no suceden por casualidad. Uno siente la necesidad de soltarse de la amarra que lo aprisiona y ser libre como el aire. La vida, en algunos casos puede resultar tan "castrante", que es la única solución que podemos darle. Entonces se anima a hacer cosas que jamás pensó que haría y se anima decir cosas que jamás cruzaron su mente. Es como saber que uno vive el último minuto de su vida y se atreve a disfrutarlo con todo, sin medir las consecuencias. Actuamos con verdadera libertad.


A veces las locuras son inconscientes e inocentes, otras no lo son tanto. Pero una locura de corazón ayuda a purificar el alma cansada de tanto esperar y de tanto replegarse por miedo "al que dirán".


Muchos han elegido permanecer en este estado, porque les ha resultado más agradable y con mayores satisfacciones. Nadie te mira mal, porque a los locos todo les está permitido; nadie se pone mal por lo que puede decir, porque son locos y no saben lo que dicen. Entonces van por el mundo diciendo sus verdades sin tapujos, haciendo lo que sienten, en un mundo de cristal, donde todo está permitido y dónde nadie más los molestará.


Hay quienes nos regresamos constantemente a nuestro estado natural y no nos permitimos más locuras que las aceptadas por la mayoría. Siempre conscientes, siempre prudentes, siempre con el ojo puesto en el que dirán y aferrándonos a la realidad. Nosotros de este lado, ellos en el más allá.


¿Por qué no pasear bajo la lluvia sin paraguas, saltando de charco en charco y dejándose bañar? ¿Por qué no cantar a viva voz, si tengo ganas sin importarme la afinación o el color de mi voz? ¿Por qué no andar por las calles abrazando a todo el mundo, si tengo ganas de hacerlo porque me hace muy bien? ¿Por qué no pararse del lugar más alto de la ciudad, sabiendo que tengo vértigo y declararle mi amor a alguien? ¿Por qué no cruzar el océano inmenso para solo ver a una amiga, o encontrarse con el amor que tanto esperó? ¿Por qué no abandonar todo por amor, sin justificaciones, solo con el corazón?


Porque estoy de este lado y me cuesta ser diferente, porque prefiero estar segura y no debatirme en la incertidumbre... porque de locura tengo poco y lo que tengo está muy bien guardado....


Alguna vez, esa parte oculta de mi (de la que hablé varias veces) se animará a aparecer sin necesidad de velos ni de tapujos... pero por ahora pienso muy bien lo que quiero hacer....

sábado, 23 de febrero de 2008

Durmiendo con el enemigo...

No sabía de tu existencia. Te vi surgir en las personas que más quise, pero jamás sospeché que también eras parte de mi vida.


Siempre estuviste ahí, desde el momento en que me concibieron mujer, en mi nacimiento, en mi infancia, en mi adolescencia y Hoy sigues conmigo y me acompañarás hasta mi muerte.


Nunca te tomé en serio, nunca te di importancia, porque nunca fui consciente de lo que podías ocasionar, hasta que te vi actuar, mostrarte en todo tu esplendor.


Se que habitas en mi, la naturaleza no se equivoca, pero intento no dejarte que te apoderes de mi vida, aunque se que no es cuestión de voluntad, porque avanzas sin piedad y sin siquiera pedirnos permiso. Un okupa de mi vida, eso eres; indeseable, asi te califico. Tanto tiempo juntas, y te sigo tratando como a una extraña. No me interesó conocerte y hoy no pienso darte mis señas de confianza.


Quiero saber qué harás conmigo... pero vale la pena? Vale la pena saber tus pasos de aqui en más, cuando se que no te puedo detener, cuando se que por más que me aseguren tu existencia en mi vida, puede que nunca me hagas daño?


Vale la pena saber que estás actuando, cuando se que me vas a encarcelar, porque no podré doblegar tu voluntad, porque mi manìa de pensar más de la cuenta, hará que estés más viva que nunca y me harás más triste todavía?


Si no tienes solución... para qué necesito saber que estás? Solo para lamentarme? No, eso no es vida y no vale la pena sufrir y no vivir por el solo hecho de creer que en algún momento llegarás a posesionarte de mi vida...


Prefiero esperar tranquila, viviendo la vida lo mejor que puedo y sin limitaciones. Hay decisiones ya tomadas y que no tienen vuelta atrás. No me voy a dejar vencer por tu azarosa reacción, no quiero verme atada a tus designios de sangre... y aunque vinieras y te quedaras, no dejaría de vivir; y si tuviera la oportunidad de tener a mi familia, no podría negarme, por más que supiera que hay oportunidad de tenerte cerca, porque no puedo negar la vida de alguien que tal vez jamás te conozca y que puede vivir como si nada hubiera ocurrido... yo me encargaría de que vivieran plenamente, sabiendo de ti, pero no dependiendo de ti...


¿Para qué saber qué estás, si ni siquiera hay formas de hacer que te vayas o puede que nunca me afectes?


No eres la mejor excusa para que deje de vivir, todo lo contrario, contigo cerca se que lo mejor que puedo hacer es mirar de frente a la vida y no dejarme vencer. Nunca me encontrarás de rodillas... nunca de cara al suelo... tendrás que "gastarte" para lograr tocarme....

viernes, 22 de febrero de 2008

El lado oculto de la vida

Project 365 - Day 51, première mise en ligne par photoplasia.

La vida siempre me mira con su mejor cara, al menos eso quiero creer. Siempre voy poniéndole a las situaciones un poco de aire positivo para verlas más linda, más agradables y más atrayentes para mi vida.


Hay aspectos de la vida que todavía desconozco, aspectos ocultos a mi sentir. Guardo secretamente en mi corazón, la esperanza de que eso que todavía no conozco de la vida es lo mejor que todavía me toca por vivir. Que eso que todavía no pienso y no digo, es lo mejor que me queda por decir. Que eso que todavía no escuché, será lo mejor que mis oídos percibirán.


Esa parte de mi vida que todavía desconozco, es la parte que más me aventura a vivir. Eso que todavía no se, me hace sentir una aventurera en busca de emociones, en busca de un tesoro que todavía no se que contendrá.


Como las diferentes caras de la luna, la vida me viene mostrando su mejor cara. A veces un poquito, otras reluciente y completa y otras apenas un pequeño y minúsculo haz de luz. Su parte oculta siempre está, pero quién sabe si esa parte que no veo es la más linda que podría imaginar?

jueves, 21 de febrero de 2008

Carta a una obsesión....


encadenado a....?, première mise en ligne par anjopreto.


"Veo en ti mi aspiración, mi imagen perfecta. A través de ti pude ver mi vida, pude descubrirla, pude vivirla. Tanto tiempo juntos, tanta vida vivida y compartida que siento que te he traspasado todas mis aspiraciones más cercanas y las estás cumpliendo. Yo intento no quedarme atrás, intento tener en mi vida aquello que aspiré tanto y que veo que tu también cumples. ¿Será que tus necesidades y las mías son las mismas?


No me imagino la vida sin ti, veo un frío pozo cuando intento separarme de ti. Siento que eres mi otro yo, el que hace las cosas que a mi me gustarían, el que me va marcando bandera para que yo lo siga sin miedos y sin limites. Tu eres la guía, el límite, la imagen, el ejemplo, el testimonio, el modelo que me propuse seguir. Sigo imaginándote como la única aspiración a la que quisiera llegar.


¿Quiéres alejarte de mi? Te até a mis sueños con una cadena que nos unirá por siempre. ¿Qué mejor manera de vivir la vida, que compartiendo todo con alguien que nunca te dejará?


Siento que eres la continuación de mis brazos, que eres el sendero de mis pasos, el aire que necesito respirar, el bastón que sostiene mi cuerpo cansado....


Intenté ver más allá de ti y no hay nada, intenté hacer algo más fuera de ti, y mis brazos no pudieron, intenté sin éxito dejar de ser tu y casi enloquezco de solo pensar en mi soledad.


Quise huir, pero mi cuerpo y mi alma te llamó, te buscó, y enloqueció de tanta desesperación. Se ve que no me veía muy bien, porque me trajeron a este lugar... para curarme dijeron, para que descanse, para que me recupere.


Dicen que estoy enferma.... obsesión la llaman, que debo aprender a vivir mi propia vida y a no reflejar en otros lo que yo deseo hacer. Será cierto lo que dicen, yo no se.... Un lazo me une a ti, te sueño, te lloro, te veo a cada instante...te siento, te respiro, estás en mis venas, estás dentro mio.... y si te fueras, simplemente moriría.



No me quiero morir... espero tenerte cerca, para poder recargarme de ti, para que me devuelvas la fuerza que tanto necesito...



Te extraño. Vivo por ti. Somos uno, tan iguales, sin contradicciones.



Carolina"



(Carta de una enferma de obsesión, que solo en Él veía su vida, que solo en Él podía respirar... que era Él su imagen a seguir....)

miércoles, 20 de febrero de 2008

Solo te quise ayudar....

=D

Téléchargé par ·Mis JulieT* le 9 oct 07 à 5:12 (PST).


Te estuve mirando.... cómo no te diste cuenta?

Te estuve cuidando... por qué tiendes a dañarte?

Te estuve hablando... acaso no me escuchaste?

Te estuve ayudando... por qué me tienes miedo, por qué me quieres alejar?

Te estuve escuchando... por qué dices que no se nada?


No basta con querer ayudar a una persona, ni siquiera con decírselo. Las personas deben estar abiertas a la acción que intentamos promover, deben estar dispuestas a recibir nuestra mano. De nada sirve para la persona, que la queramos ayudar si no están preparadas para recibir nuestra ayuda, sino están dispuestas a aceptar que necesitan de nuestra colaboración.


No siempre el ayudar es un acto individual, a veces se necesita de la complacencia del otro para tener éxito en el actuar. Es un contrato que debemos aceptar.


El acto individual de ayuda solo complace el corazón de quién lo realiza. Puede traer beneficio, pero también puede ocasionar malestar.


Si ayudas a quién necesita y lo reconoce, tendrás una tarea fácil. Si ayudas a quién necesita y no reconoce tener ayuda tendrás doble trabajo, mostrarle que tienes razón y cuando lo logras; rogar para que todo salga bien, para no defraudarlo.

martes, 19 de febrero de 2008

La dignidad del paso del tiempo....

Abuela y nieta / Grandma and Granddaughter

Téléchargé par Ádal le 13 avr 07 à 2:10 (PST).

Cada hoja del almanaque iba cayendo a sus pies. Los días fueron pasando delante de sus ojos, sin poder siquiera tomarlos entre sus dedos y aferrarlos a su cuerpo.


Esos días fueron pesados, la aplastaron sin piedad. Su rostro reflejaba el paso de ese vendabal. Cansancio, hastío, depresión era lo que le devolvía el espejo. Una mirada perdida, una mujer que desaprovechaba los instantes que pasaban.


Se sentía maniatada, impedida de pensar. Es que el saberse vulnerable y presa de la edad, no habían sido su idea de vivir mejor su soledad. En la esquina de su vida, ella miraba hacia atrás un pasado que ya no podría alcanzar.


Vale la pena seguir mirando hacia atrás? o es mejor seguir caminando, con la esperanza de que un paraíso nos esperará?


De las respuestas depende cómo queremos vivir, de ahí se desprende el tipo de mujer que puedo contener.


Una mujer caminando al futuro, sin olvidar todo lo que ha pasado, es una mujer sabia, fuerte y preparada para afrontar el duro camino que le queda por vivir.


Ni olvidar el pasado, ni desterrarlo, ni destruirlo; recordarlo, hacerlo parte del camino, pero no deternos por él. Ser consciente de los años, pero no ser esclavo de sus daños.


Llevar los años, como una mujer se merece, sabiéndose inteligente, con experiencia y digna de atención. Si brillos blancos pueblan tu pelo, solo piensa que es la experiencia que la vida te ha dado, solo sueña en que esos brillos iluminen otras vidas que recién van comenzando.

lunes, 18 de febrero de 2008

Corazón de payaso



payaso2 ICBF, première mise en ligne par DiegoK.

Este payaso se toma la vida como viene y como va,
con palabras mágicas acalla corazones doloridos
y logra una sonrisa en el rostro de los afligidos.

Este bufón de la vida, saltimbanqui del amor
va dejando su estela en cada corazón.
No sabe de enemistades ni de odios habituales,
solo sabe de gracias y de picardías,
que sacan risas en su interlocutor.

Corazón de actor, gracioso a más no poder
vas envolviendo en tus redes
a cuántos te profesan admiración.

Corazón de payaso, de eterno fabulador
en tus venas corre la sabia alegría
de quién vive la buena vida y
disfruta con fuerzas las locuras del amor.

Eterno soñador...
Misionero del humor...
Medico sanador...
Tu arma es una sonrisa
y tu escudo: el buen humor.

sábado, 16 de febrero de 2008

Este Blog hoy cumple años

Ver animación
Envía esta tarjeta gratuita
© www.TuParada.com
¡Envía por e-mail!


En un año, pasó una vida...
En un año, perdí un sueño...
En un año, gané un montón de amigos...
En un año, escribí 423 post (sin contar el ideario y cartas del alma)
En un año, aprendí que tengo que valorarme como persona
En un año, viví tanto! Desde el llanto desconsolado, sentirme desubicada, la tristeza, el dolor, la bronca, la indiferencia, las alegrías, la incertidumbre, gente que vino a mi vida y que desapareció sin dar explicaciones, gente que vino a mi vida y sigue estando, gente que ya no vino más...
En un año, vencí muchos miedos. El principal: el miedo a la exposición. Creo que el que ha leído este blog desde el principio sabe que no me queda mucho más grave por contar de lo que ya conté... con palabras suaves, muchas veces camufladas, pero que dejan ver el sentimiento y la motivación que tuvieron para ser escritas.
En un año, descubrì que puedo expresarme con la escritura...
En un año, he vivido màs historias que toda mi vida entera...
En un año más, espero seguir estando...

Los cumpleaños me gusta pasarlos con amigos y mis amigos me han hecho regalos que creo que sin pensarlo servirán para decir que hoy es el primer aniversario de este Blog...
Si se preguntan qué tipo de blog es este... pues... es un mosaico, como digo una vez Nidia. Hay de todo! Desde las desesperadas letras de canciones, las descargas más virales, el sentimiento de tristeza más profundo, los proyectos de mi vida, el agradecimiento sincero y mis creaciones literarias (que van en aumento en detrimento de mis acotaciones personales). Si me siguen insistiendo, les diré que ni yo misma se que tipo de blog es... para algunos es un chiste, para otros un lugar donde se identifican con muchos de sus problemas, para otros como el programa indiscreciones, donde se enteran como anda mi vida y si escribo algo que les atañe, para otros un lindo hogar, mi hogar.

Ni en mi cumple recibí regalos tan lindos!

Hoy Carmen, desde Radio Nadia saludaba y ponía una canción que me encantó, ponganse cómodos, cierren los ojos y escuchen.... (es de Jorge Drexler)



Sobre Todo Creo Que ,
No Todo Esta Perdido
Tanta Lágrima , Tanta Lágrima
Y Yo Soy Un Vaso Vacío
Oigo Una Voz Que Me Llama
Casi Un Suspiro
Remaaaa,Remaaaaa,Remaaaaa
Remaaaa,Remaaaaa,Remaaaa

Si les pareció lindo, estuve buscando algunos trozos de canciones que pueden reflejar qué es lo que me pasó en este año.... y escogí dos: Uno es de María Elena Walsh, que cuando regresaba la democracia a la Argentina, fue como un himno y hoy lo tomo para mi:


"Tantas veces te mataron,
tantas resucitarás,
tantas noches pasarás
desesperando.
A la hora del naufragio
y la de la oscuridad
alguien te rescatará" (La cigarra)
para ir cantando.

La otra es un poema de Antonio Machado, magistralmente interpretado alguna vez por Serrat (no encontrè la canción, por eso les pongo un pedacito) . Si hasta pensè en cantarla y grabarla para que vieran lo mucho que significa este Blog para mi y todo lo que se merece que haga por él :p. Este año fue un caminar incesante... con peso, liviana, sola, acompañada, triste o alegre, pero caminè por la vida con la frente en alto...

“Caminante son tus huellas del camino y nada más
Al andar se hace el camino, y al volver la vista atrás
Se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar
Caminante no hay camino, se hace camino al andar

Y bueno, los amigos tampoco faltan en la celebración. Emma, como siempre tan dispuesto a todo me regaló un lindo video que comparto con Ustedes... Sabe que lo admiro, por eso me anda dando de sus trabajos para que alimente su ego jejee (mentira! es pura envidia, sana!)


video

Y la frutilla de la torta! Creo que la ocasión se merece mis palabras grabadas. Aclaro, que no son espontáneas, porque no soy muy buena en mi oralidad cuando tengo que actuar bajo presión, pero si las escribí yo, para esta ocasión... espero no se asusten con la voz... jaja y tampoco con los errores, está en "crudo" como dicen los profesionales, pero así se escucha más lindo.... (está casi bajito, para no despertar a nadie!). Ahhh y un poco frio... no es lo mismo que hablen conmigo... jeje gesticulo mucho, hago muchas muecas y movimientos con la cara... aqui parezco algo "durita" y "acortonada! jeje pero como dijeron por ahi: es para que te conozcan la voz!!!!




Bueno, después de tantos experimentos creo que esto quedò completo! Seguiré por ahi festejando y charlando mucho! Nos vemos mañana... por un año más!


Princesa de los ojos tristes


La princesa está triste..., première mise en ligne par javidostiempos.


Soñaste un sueño de hadas y de interminables tesoros por descubrir.


Viviste añorando el amor eterno de un príncipe encantado, que seria por siempre y para siempre, tu eterno vivir.


Cumpliste en sueños, tus anhelos predilectos, soñaste vidas, soñaste Tu vida.


Princesa de ojos tristes, ¿Por qué lloras?


¿Será que el sol se ha apagado y ya no brilla para ti, con la misma intensidad?


¿ Será que las estrellas se fueron corriendo tras otros sueños y sientes que ya no volveràn?


¿Será que sientes el camino solitario, sin manos que te ayuden y compañeros que te alegren?


¿Será simplemente que tus sueños de hadas se desvanecieron sin más?


Tu mundo siempre fue un ideal. Encarnaba alegría, proezas de héroes, y dignidad.


Tu cuento de hadas un día acabó, con un NO que partió el corazón. Tu cuento de hadas se terminó, frustrado en el camino, cambiando de destino. Se deshizo entre tus dedos y con la mirada perdida, intentaste recobrarlos, intentaste recuperarlos. Pero tus fuerzas se acabaron.


Princesa de la búsqueda y de la eterna espera, ya no hay motivos para seguir soñando esta vida de amor, por qué no buscas en otro corazón?


Princesa de la felicidad insatisfecha, tu alma se alimenta de frustradas intenciones . Le escasean los trofeos y las glorias de todas tus batallas.


Mi niña, princesa de los ojos tristes, que vida pasará por tu mente, que dolores acecharán, quién podrá recobrar la luz de tu mirada y tu anhelo de vivir?


Si una duda surca tu rostro, encuentra mi mano para seguir...


Princesa de la soledad, tienes mucho para sonreír, escucha tu corazón que un nuevo cuento de hadas en él albergarás.


Mirada transparente, ojos vivos, sonrisa tenue, feliz comienzo de un nuevo corazón. Se que aunque tu vida fuera digna y feliz, la tristeza siempre te acompañará. Ha dejado huella, marca profunda que no se puede olvidar. Es un camino que no se puede desandar.

viernes, 15 de febrero de 2008

En busca de la creatividad.


Los dibujos de los niños, première mise en ligne par Fundación Intervida.

Soy una persona muy razonable. Eso dicen mis actos y me lo dicen los demás. Suelo pensar muchas veces lo que debo hacer y debo decir. Tengo una pizca de inseguridad que me obliga a llegar temprano a todos lados, a saber con anticipación qué es lo que debo hacer y a tener claro punto por punto que es lo que debo hablar y considerar o cuando vuelvo de una charla importante, de regreso voy repitiendo palabra a palabra lo que dijo, lo que dije... como desmenuzando el discurso. (Cosas de loca, no?)


Alguna vez me pregunté si podría llegar a actuar intempestivamente, improvisadamente; creo que la respuesta caía de madura, NO. No soy capaz de andar por la vida sin saber qué es lo que estoy haciendo o mínimamente sabiendo que es lo que me espera el día de mañana.


Soy cero improvisación en mis actos, si no lo planifico, no lo hago; si no lo pienso con detenimiento, no corro el riesgo a aventurarme en situaciones desconocidas.


Esto también significa que todo lo que hago tiene que tener la seguridad mínima de que va a resultar bien o que si no resulta como pensamos, tener un Plan B bajo la manga y la seguridad de que no afectará a nadie. No me permito el insulto, ni la palabra desubicada, eso jamás y menos si está dedicada a alguna persona, ni siquiera siendo yo la damnificada.


Este afán por planificar, viene de la mano con mi profesión, que me calza a medida. Como docente lo que menos trabajo me cuesta es planificar una clase, o planificar mi año escolar. Tengo visión de futuro y a largo plazo. Una cuota de paciencia, saber esperar y no desanimarse a lo largo del camino, ayudan a que todo se concrete en cierta medida.


Admiro la capacidad interminable de ciertas personas para crear, para dejar libre su mente y hacer poesía. Admiro a la gente que actúa espontáneamente, sin miramientos sociales, sin prejuicios y sin miedos. Admiro a las personas que dicen palabras de amor sin pensarlas, que demuestran cariño en todo momento y en cualquier lugar, sin protocolos y sin convencionalismos. Admiro a quienes tiene la capacidad de andar por la vida "libres como mariposas" disfrutando del día como viene, sin pensar en pasado, futuro o nada que se le parezca.


Los admiro, así... sin más.


Los únicos espacios donde me permito ser realmente quién soy es en la escritura. Esto que escribo, lo escribo de corrido, sin detenerme dejando que mi mente fluya y que mis dedos se muevan rápidamente sobre el teclado. La música libera mi mente y hace que imagine las situaciones más impensadas. La lectura de libros me hace imaginar paisajes, personajes, situaciones. Veo imágenes, que me permiten crear situaciones, inventar historias o describirlas. Se que carezco de esa personalidad creativa, se que soy perseverante en su búsqueda y que sigo buscando todos los métodos posibles para hacerla aflorar.


Con el tiempo he descubierto que mi mundo de la escritura ha tenido mucho de esfuerzo, dedicación y prestancia. Que no debo dejar de escribir ni un día porque inmediatamente mi inspiración se bloquea y si pasa demasiado tiempo, no sabré como sacarla a flote.


Se que en algunos aspectos de mi vida, debo practicar esta improvisación que sale a las mil maravillas en la cocina o en la decoración de mi cuarto (que es lo único "patas arriba", desordenado que tengo en mi vida) o cuando alguien pide una mano, que sin pensarlo digo que si, porque se que me va a resultar sano ayudar. Pero voy de a poco, como el vaso del post anterior. Despacio, para no atolondrarme, para no saturarme, para no provocar un grave conflicto vital, para no lastimarme.


Así llevo 34 años de mi vida. Bah, diría que mucho menos porque antes ni me cuestionaba mi forma de ser y recién hace un par de años estoy tratando de cambiar ciertas cosas que no me hacen bien y no me enseñan nada. Las situaciones de la vida están ayudando a que me suelte, a que no tenga miedo de llorar si quiero, a decir alguna frase que cae como un baldazo de agua fría, pero que fue necesario decir, aunque la más mortificada sea mi persona y no la que las recibió.


Que no diga que te quiero, no significa que no lo sienta.


Que no te abrace con cariño, no significa que no quiera estar cerca tuyo.


Que tenga un discurso serio, no significa que no pueda hacer chistes o reir. Denme tiempo.


Que permanezca callada, no significa que no tenga palabras divertidas o mi compañía sea un "bodrio". Simplemente escucho, me gusta hacerlo. Y si hablo, no te presto atención. También he utilizado el silencio como una herramienta de protesta y les puedo asegurar que con algunas personas ha surtido efecto. A veces molesta que te quedes callada cuando el otro quiere pelear o discutir.


Soy una persona incompleta, que está buscando en la vida todo aquello que siente que le falta. Soy un lindo combo, con sorpresas. Soy lo que soy, difícil de entender, difícil de congeniar, difícil de acompañar.


Y me sigo reconociendo, me sigo investigando, sigo hurgando dentro mío la mujer que HOY soy. Estoy aprendiendo a quererme y se que ese es un buen paso...


Pd: Esto lo escribí pensando en el trabajo que HOY hizo Emma en su blog. Admiro la capacidad que tiene este chico de generar cada día algo diferente. Es medio actor, medio cantante (??¿¿), medio payaso, pero muy creativo! y como él dice: es cursi. Y eso me encantó, porque todos tenemos un poco de cursilería en la vida. Veo su creatividad continuamente, yo la busco continuamente. El la tiene casi siempre, yo la pierdo casi siempre. jajaja. Emma... envidia sana, che!. Hoy me di el gusto de llorar con su último post, por eso surgió este tema, por eso en mi cabeza siguen rondando las ideas sobre la creatividad innata y la adquirida.

jueves, 14 de febrero de 2008

El vaso de la vida


Beer glass, première mise en ligne par Richard-.


Muchas veces me sentí como un recipiente repleto de situaciones: estaba mi familia con sus dramas y mis dramas con ellos, esta mi trabajo y sus situaciones cotidianas, están mis actividades personales, que suelen ser demasiadas para cualquier personal normal (eso dicen algunos, y yo me lo creí). Todo eso repletaba mi vaso existencial y muchas veces se volcaba, rebalsaba corriendo el riesgo de romperse por la presión que mi cotidianidad ejercía sobre él.


Muchas veces los problemas me superaron, los tiempos personales que necesité escaseaban pero por más que los tuviera, no había espacios para ubicarlos en mi vida, ¿mi vida? o ¿la vida que di a los demás? Todo lo que contenía mi vaso existencial no era mío, era de otras personas, los esfuerzos eran para otros, muy poco para mi. Siempre viví solucionándole la vida al mundo, siempre viví pendiente de los demás.


Era como tener un vaso repleto de cosas que no me llenaban, que no me alimentaban interiormente, porque no me pertenecían.


Jamás supe poner la dosis justa de vida a mis actos, jamás supe poner límites al avance de los demás. Supuse que por que mi vaso existencial estaba lleno, estaba todo bien, era todo como correspondía.


Pero con el tiempo tienes esa sensación de vacío que te duele en el cuerpo. Desde mi estómago hasta mi pecho me decían que algo no andaba bien y que por que mi vida estuviera plagada de todo... algo me estaban reclamando. Mi vaso existencial estaba lleno de todos... pero no tenía nada de mi ni para mi. Ni mis tiempos, ni mis gustos, ni mis momentos de silencio, ni mis ganas de no hacer nada, ni mis proyectos... todo eso no formaba parte de ese gran contenedor.


En la vida, no se puede agregar a la fuerza aquello que con tiempo no se fue haciendo... entonces hay que ir deshaciéndose de lo que consideramos vano de a poco... con mucho esfuerzo y con mucha voluntad. A veces me resisto, porque lo conocido siempre me da seguridad, pero íntimamente se que si no lo hago mi vacío irá creciendo y llegará a un punto en que no podré recuperar nada de lo que no hice en su momento. Entre "tira y afloje" voy tratando de vaciar mi vida de elementos extraños, para llenarla de mi misma. Es un trabajo lentísimo, a veces doloroso, porque no estoy preparada para "perder" todo lo que viene conmigo... pero debo renunciar voluntariamente a muchas cosas para volver a llenar mi vida de mi misma y de todos mis sueños. No es que deje a los demás de lado, solo que debo priorizar lo que me hace bien a mi, a crecer en mi interioridad.


Todavía no logré nada palpable, pero el hecho de saber que voy "en camino" me tranquiliza, porque siento movimiento en mi.


Debo actuar con cuidado, con delicadeza para no romper mi "vaso existencial" y que después ni de mi pueda ocuparme.


Me gustó esta imagen del vaso, como mi vida. Trato de ser asi, transparente y contenedora, más de mi vida que la de los demás (trato, dije; porque estoy en plena batalla). Es un largo aprendizaje; hay mucho por desechar y mucho por ubicar dentro mio: Voy haciendo espacio, para llenarme de aquello que realmente es significativo para mi vida.


Un trozo de mi, siempre será de Ustedes pero mis sueños jamás deberán dejarse de lado, mi vida siempre tendrá que priorizarse y estar por encima de casi todo. No es egoísmo, es amor propio del que yo creo bueno y necesario.

miércoles, 13 de febrero de 2008

Luchar

image
(L) o V en su defecto ;)
Téléchargé par Orangita. le 8 oct 07 à 10:19 (PST).

Nadie puede convencerse a si mismo que de la derrota en una batalla ha sido por ignorancia de los demás o por culpa ajena. Cada uno debe hacerse responsable de lo que le toca vivir en cada lucha. Sea derrota o sea victoria , siempre tendremos nuestro grado de responsabilidad.

Luchar y no ganar es preferible a esperar que el enemigo se rinda. Toda ocasión es digna para el aprendizaje. La espera no es siempre buena, la lucha siempre templa el espíritu. Nunca dejemos de luchar, cuando menos lo esperemos los designios de la victoria nos abrazarán y nuestra vida lo agradecerá.

"No está muerto quien pelea"

martes, 12 de febrero de 2008

Ceguera temporal

Quién camina por la vida con los ojos cerrados, corre el riesgo de chocar, de lastimarse por la inmadurez de sus actos y el poco cuidado que toma en su camino; quién lo hace con los ojos abiertos, nunca dejará que otros lo lastimen, camina siempre alerta, como el vigía, divisando hasta en la oscuridad la más remota presencia.

Con el tiempo, haber caminado con los ojos cerrados significa haber adquirido habilidades especiales para ver más allá de sus ojos, escuchar con atención, poner visión en el tacto. Pero para ello hay que caer y volver a caer, probar hasta lograr perfeccionar los sentidos.

Es penoso saber que muchos para no lastimarse, si o si tienen que chocar, tienen caer y experimentar por propia vivencia, la caída. Se que es necesario. Ensayo-error, lo que muchos proclaman, falta de previsión para los que reniegan.

Los ojos abiertos, son la señal de alerta. Son la ventana por la que podemos reconocer a nuestros semejantes, ver con quiénes caminamos, mirar al piso para evitar las piedras. Es todo un aprendizaje y un probar hasta acertar.

Los consejos suelen ser en vano para algunos, prefieren golpearse por su cuenta para lograr aprender de verdad.

Las consecuencias de andar con los ojos cerrados muchas veces lo sufren nuestros semejantes, que padecen de nuestros atropellos y nuestra falta de cuidado por no ver por dónde y cómo andamos.

Alguna vez dije... amarse con los ojos abiertos.... nunca cerrados, para no engañarse.

Hoy digo... camina con los ojos abiertos, nunca cerrados, para no caerse, para no golpear.

lunes, 11 de febrero de 2008

Dosis peligrosa

toxiclicious

Téléchargé par damnedkitty le 7 mai 07 à 8:02 (PST).

spacer image

De a pequeñas gotas, en pequeñas dosis fue inyectando en su cuerpo aquella sustancia. Es algo natural para él, lo hace desde siempre, ya ni tiene conciencia desde cuando comenzó con esta tarea. Cada vez que necesitó hablar y calló, una dosis más entraba en su cuerpo. Cada vez que necesitó reír y no pudo, cada vez que su mente necesitaba volar libre y se enredó , en una imagen, cada vez que se sintió asfixiado y el aire faltaba en sus pulmones, cada vez que sintió el dolor del desamor o se sintió que se paralizaba su vida, inyectaba una dosis más en sus venas. Siempre supo que era un buen paliativo.


Día a día, noche a noche fue viviendo la vida. Dosis pequeñas iban ingresando en su cuerpo, porque la vida no es simplemente "color de rosa" y está plagada de desilusiones y tristezas. Necesitaba defenderse y estas dosis eran lo mejor.


Cada gota recorrió sus venas. De a poco fueron invadiendo todo lo recorrido. Cada paso que daba la sustancia, endurecía un poco más el camino que iba haciendo.... hasta que se diluía totalmente. Esa dosis tenía el poder de hacer imperceptible el dolor y cada vez que la vida se mostraba con su peor cara, ella podía hacerla un poco más llevadera, aunque no era la única opción.


A cada paso, endurecía el camino. Avanzaba un poco más, y más rápido porque había tramos que ya habían quedado endurecidos sin esperanzas... así de a poco fue cubriendo todo su cuerpo. Así de a poco fue llegando al corazón. A medida que pasa el tiempo, la dosis al corazón se hace cada vez más infalible. A medida que pasan los años, se le endurece totalmente, se hace inmune a las sensaciones del exterior, buenas o malas y ya nada siente.


Pero así, fue pasando la vida evitando el dolor y la tristeza. Paliando con cada dosis de esa sustancia, lo duro que puede ser vivir para algunas personas. Nunca se permitió sufrir, siempre quiso mostrar que podía más que los demás.


Al pasar los años la sustancia dominaba todo su cuerpo y el dolor se hizo imperceptible, pero... ya no había más remedio. Se encontraba vivo, resspiraba, pero ya no sentía, ya no sufría, ya no se alegraba, era inmune totalmente al exterior y a sus sensaciones.


Se encontraba muerto en vida y una dosis más sería fatal.


Esa sustancia de tan efectiva reacción era el RENCOR, que con sus innumerables contraindicaciones y sus innumerables prescripciones se iba a acumulando en el cuerpo de la gente y sus consecuencias eran casi irreversibles.


Todo lo invadió, cada rincón, cada pequeño resquicio de vida. Pero fue de a poco, casi imperceptible, aunque con el paso del tiempo se hizo más notoria su participación.


Seres indolentes por doquier, seres que no encontraron otra solución que el rencor y lo van acumulando en su alma, para hacer más llevadera sus vidas. Seres que van en camino hacia esta "muerte° son demasiados. Porque las opciones que ofrece el mundo son pocas, entonces van tomando las más fáciles y menos amargas (por ahora)


No se si habrá un antídoto para este mal de la humanidad, no se si será tan potente y permanente, porque si tuviera las mismas característica del rencor, sería un simple paliativo.


Algo rápido habrá que hacer, decisiones urgentes habrá que tomar. Dicen por ahí, es cuestión de Vida o muerte, sin miramientos, sin más opción.

domingo, 10 de febrero de 2008

Exorcizar una vida

exorcismo.
(Del lat. exorcismus, y este del gr. ἐξορκισμός).
1. m. Conjuro contra el espíritu maligno.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados


Hace algunos días, por no decir semanas vengo repitiendo este término constantemente. Usé estaba palabra simplemente para dar la idea de que estoy haciendo algunas cosas para lograr que ciertas personas, ciertos lugares, ciertas palabras y ciertos recuerdos fueran totalmente bendecidos nuevamente.

¿Qué es lo que estoy buscando?. Estoy tratando de que todo aquello que por el solo hecho de mencionarlo, verlo, relacionarlo o nombrarlo y me hacía daño, hoy pueda volverse un buen recuerdo. Cuando dejo que el dolor invada mi vida, suele teñir de gris oscuro todo lo que se relaciona con él y suelo reemplazar hasta lo bueno con ese sentimiento de dolor y de tristeza. Y no puede ser. Hay mucho de esos hechos o personas que fue bueno, que me gustó, que me hizo bien. En eso estoy, celebrando la vida, haciendo ceremonias que hagan que lo que alguna vez lloré desaparezca y solo queden aquello que tanto bien me ha hecho. No significa negar lo que ocurrió, significa no quedarme solamente con lo malo.

Exorcizar, no significa matar a la persona o a los recuerdos; todo lo contrario, significa darle la vida que alguna vez mereció, significa sacarle el espíritu oscuro que alguna vez lo envolvió; significa volver a resucitar, volver a dar vida... aunque solo quede ahí, en el buen recuerdo de lo que alguna vez fui.

Me he dedicado a exorcizar canciones, a exorcizar lugares, a exorcizar imágenes, a exorcizar recuerdos, a exorcizar hasta mi alma. Todo un trabajo, que significa "mirar con otros ojos", pensar que todo tiene algo bueno, y que con eso me tengo que quedar. Pero por otro lado, las cargas en mi vida se hacen cada vez más pesadas, me cuesta muchísimo más llevarlas adelante... igual tengo que continuar. Voy por partes...



Pd: Siempre busco paisajes con luz. Me gusta saber que más allá de la frondosa y copiosa vegetación hay un camino por encontrar y una luz que me guiará. Exorcizar es parte de ese camino... es parte de mi búsqueda de la luz.

sábado, 9 de febrero de 2008

De regreso a casa

Estoy en Aeroparque. Ya estoy regresando a casa. Son las 11 de la mañana y mi vuelo sale a las 15.30. Si, es antes,mucho antes. pero tenìa que dejar mi habitaciòn en el hotel a las 10 y aunque asi no fuera, igual vendrìa con esta anticipaciòn. Me molesta la impuntualidad, me pone ansiosa el hecho de saber que tengo que estar y existe la mìnima posibilidad de llegar tarde. Ahora estoy en un cyber (bastante caro) y en un rato almorzarè y me hundirè en el mundo literario de la librerìa del aeropuerto. Tengo tiempo, y lo aprovecho con las cosas que màs me gustan.
En casa, sigo sin internet... no creo que pueda postear esta noche. Pero el lunes, desde la escuela (porque es mi primer dìa de trabajo en el año) hare lo posible.
Buenos Aires me recibe cada dìa mejor, no lo puedo negar. Un lugar totalmente exorcizado.
Un beso inmenso.
Claudia

sábado, 2 de febrero de 2008

Vida compartida

Caminos Cruzados
Pontedeume Téléchargé par gmalras le 18 mar 06 à 1:43 (PST).


Y dejaré un sendero de luces, a medida que transcurro los años de mi vida. Un lucero, una estrella que ilumina mis sueños y otros sueños. Por escrito quedarán todo aquello que sentí, siento y sentiré. Mañana serán las páginas que rememoraré, que servirán de guías, que formarán un camino hacia mi corazón, hacia tu corazón, hacia otros corazones....


Este es un camino compartido, entre mis sentimientos y los suyos, entre mi vida y sus vidas, entre mis tiempos y sus tiempos.


No solo soy yo, somos muchos viviendo esta vida, soñando estos sueños, jugando este juego, compartiendo este cielo, haciendo caminos...


Son caminos entrelazados, que se juntan, se bifurcan, pero que se dirigen al mismo lugar... la tan ansiada FELICIDAD...

Buscando mirar la vida, con otros ojos...


The nice tree, première mise en ligne par Miguel Etxeguren.


Metida en mis pensamientos fui descubriendo de a poco lo que escondía mi alma. Fui desligándome del dolor que ella tenía, fui recogiendo aquello bueno que se mostraba ante mi. Fueron años, fueron meses...


No quiero olvidar, no es bueno negar lo que uno ha vivido. Pero tampoco quiero que lo que he vivido y me ha dolido me siga lastimando, me siga paralizando. Las personas que me han dolido, hoy son un buen recuerdo, un buen aprendizaje y una buena conclusión.

No se si estoy lista o no para comenzar a contar de nuevo. Pero ya puedo pararme sobre la roca de mi vida y observar con detenimiento todo lo que viví. Una vida marcada por ausencias y por distancias, siempre fue mi existencia. Una vida marcada por mis hombros cargados de responsabilidades, que voluntariamente puse a mis espaldas y que hoy me han hecho crecer, pero que en algún momento de mi caminar, me han pesado amargamente, me han tirado de rodillas al suelo y no me han dejado levantar....Pero hoy sigo en pie... y lo bueno de todo esto, es reconocer que todo lo que he vivido me ha servido y que significan las páginas de mi vida más fructíferas porque en ellas he grabado todo lo que he aprendido.

Hoy ya no hay personas que me duelan, ni que verlas me impliquen temor. Hoy todos tienen su lugar en mi vida, el lugar que les corresponde, el que se han ganado, el lugar que yo les he otorgado después de tanto vivir, después de tanto sentir.

No hay personas buenas ni malas. No sirven esas clasificaciones. Todos han sido buenos en algún momento de mi vida y con ese momento me quedo, ese momento es el que guardo en el arcón de mis recuerdos y con esa imagen los recibo cada vez que hablo con ellos.

No hay momentos buenos o malos. Todos los momentos han servido para aprender, para crecer.... para no volver a cometer los mismos errores, para guiar la vida, para sentir la vida con más seguridad.

Vale la pena volver a contar de nuevo, tirar nuevamente los dados y ponerse a jugar. Vale la pena saber que cada momento de la vida es bueno, aunque esté teñido del oscuro dolor de la soledad, todo momento, toda persona tiene algo bueno para ofrecer y eso es lo que tomo... eso es lo que vivo, eso es lo que disfruto.

No se puede vivir con tanto veneno... (Shakira).


El sol sigue saliendo, después de una gran tormenta. El sol sigue calentándonos a pesar de tanta frialdad en la humanidad, el sol sigue estando con nosotros, después de una gran catástrofe.

El sol siempre está; lo bueno de la vida, siempre estará; los momentos más gratos, siempre nos acompañarán; mi vida más Vida, siempre me guiará...

Reflexiones de un día de verano... (tuve mucho tiempo para pensar)