lunes, 21 de mayo de 2007

Correspondencia para el alma...





Escríbeme, necesito tus palabras

necesito una respuesta a tanta duda.

Mis interrogantes van creciendo,

y las respuestas, escaseando.

Alma mía, que vives en mi

no me abandones, deja una señal.

Hoy no quiero sentirme tan sola.

No dejes de escribirme.

No te vuelvas tan gris.





"En las noches, la soledad desespera...."





Powered by ScribeFire.

1 comentario:

María dijo...

el alma nos escribe y nos habla cuando de verdad la queremos escuchar.
Un beso.