sábado, 21 de abril de 2007

Frío


Hoy fue un día terriblemente frío. Cuando digo terriblemente es porque lo sentis hasta en los huesos, cada parte de tu cuerpo siente que no tuvimos otoño y que el invierno está en puerta. Los que vivimos por estas zonas sabemos de escarchas y nieve, vivimos con ellas y las tenemos que aprender a disfrutar o a sufrir, depende del momento del día. Hoy fue nuestro primer día de gran frío, por eso esta dedicatoria, escrita en un momentito libre de mis clases. No es muy poética pero al menos dice lo que sentimos los que sufrimos o disfrutamos de este frío.

Frío que estremece,
que endurece y que enmudece.

Frío en los huesos,

frío en la piel,
frío en el alma.

frío en mi ser.

Me duelen las manos,

se parte mi rostro,

tirita mi cuerpo,

me golpea, me tortura, me enloquece.

Le escapo, me aislo, me voy

pero sigue ahí:

activo, altivo, sublime, fuerte

en mi lugar, en mi hogar

desde siempre y para siempre.

Frío de mi patagonia


1 comentario:

Nidia dijo...

Que lindo poema!
Es muy lindo. Aca ya vino el vientito del sur y ya senimos un frio terrible... bah, no tan terrible como alla pero fue de un dia para el otro.
Abrigate bien!