miércoles, 28 de marzo de 2007

Paro docente


Esta semana se cumple la cuarta semana de paro docente en Santa Cruz. Muy poco hablé de este tema en el blog, porque más que nada hablé de sentimientos muy íntimos. Hoy muchos de mis colegas están parando, y están en lucha por la dignidad que tenemos como trabajadores, como ciudadanos, como habitantes de esta provincia. Muchos creen que están administrando una estancia y no una provincia. Creen que esto es un reducto que no merece ser tratado como cualquier otra parte del país y que aquí todo está permitido. Qué equivocados que están. Estemos en el "traste" del mundo, pero tenemos algo que se llama Dignidad y tenemos necesidad de respeto. Nos aprietan, nos insultan, nos injurian, nos tratan como la peor calaña, pero no nos van a amedrentar. Creen que son sus prácticas pseudomafiosas nos van a callar, pero no saben es que ya estamos perdiendo el miedo, que ya no importa ni siquiera cobrar tu sueldo entero a fin de mes porque ilegítimamente se dedicaron a descontarte cada día de paro, aunque nunca fue declarado ilegal. Que hay gente dispuesta a todo, por defender nuestros derechos. Que no somos los únicos que estamos peleando, que muchos están con nosotros. Más de lo que creen. Muchos no hacemos paro, por una necesidad económico, pero seguimos acompañando desde nuestro lugar de trabajo. Hay que manifestarse, hay que proclamar que estamos en lucha, hay que enseñarles a nuestros alumnos la importancia del derecho a reclamar y a que nadie te puede poner un pie encima por el solo hecho de que se acercan las elecciones y somos demasiado molestos. No entienden que somos demasiados y que podemos hacer perder una elección sin ningún remordimiento. Se pararon sobre su soberbia y desde ahí nos miran... ven solo lo que quieren ver .... tienen anteojeras. Habrá que seguir peleando, no quiero una provincia callada y ciega, quiero gente con ideales y con nuevas ideas, gente que tiene ganas de seguir viviendo aquí, gente que realmente nos muestre el orgullo de sentirse docente en el aula y en la vida. Hoy es hora de ser docente en la vida. Muchos de nuestros alumnos ya se han dado cuenta. Todo esto es por un futuro diálogo, por una futura solución. El otro día cuando fue la marcha de casi 10000 personas en la ciudad, mi corazón se sentia tan excitado y tan feliz... que hasta me puse a llorar. Era llanto de orgullo contenido, de sentirme feliz de pertenecer a este grupo de gente que se la está jugando por todos nosotros. Por primera vez en mucho tiempo, levanté bien en alto mi cabeza porque me sentí orgullosa de ser docente.

Pd. Este es un pequeño aporte que hago al paro. No creo que mucha gente lea esto, pero al menos quien quiera saber que pienso podré darle esta dirección para que lea. Mañana volveré nuevamente a hablar de la vida, del amor y la amistad, mañana mi blog volverá a ser lo que era. Hoy es un blog docente con guardapolvo y todo!

http://www.opisantacruz.com.ar/2007/Marzo/27/diahoy/SENTADA%20DE%20LOS%20DOCENTES%20Y%20CLASE%20P%DABLICA%20EN%20R%CDO%20GALLEGOS.htm

2 comentarios:

*-Sabri-* dijo...

wooowww me dio escalofrios..... se deben sentir muchas cosas... y uno se enorgullece de tener docentes valientes, ya que muchas veces crei que podia contra ellos jijiji... pero me haces ver que no... y que como a veces no veia, o no notaba, tambien sienten... no quiero decir que eran insensibles, sino que simplemente no notaba que no lo son... ahora me imagino la fuerza que hacia cada uno ante un enfrentamiento con un alumno... que a nosotros nos parece estar discutiendo con alguien que deja todo en su casa antes de ir al colegio.... y hoy,.... me doy cuenta que no era asi...
fuerza!!! plantando valores, como siempre!que increible... y lo descubro a los 20 años........

Anónimo dijo...

Hola. Por pura casualidad buscando fotos de paros docente descubrí tu blog. Quiero que sepas que todo lo que han hecho allá fue inspirador para muchas luchas, mentiría si digo que nacieron de santa cruz, pero si insufló mucha fuerza. Ingresá a www.sutebasarmiento.blogspot.com y verás el trayecto de lo que se viene luchando en el conurbano bonaerense, donde la realidad es durísima