viernes, 2 de marzo de 2007

Día a día


Esta imagen me gusta mucho. Es Laguna Azul, a casi 60 km del lugar donde vivo. Creo que alguna vez le pasé a Nidia unas fotitos de ese lugar. Este es mi lugar, es agreste, sin verde, un poco gris... pero esta laguna contrasta enormemente con el paisaje de la Patagonia. Es un lugar precioso entre tanta aridez.

Hoy estaba pensando en cómo habían sido mis días este último tiempo. Desde las noticias que me han hecho mal, los encuentros que no favorecieron en nada mi tranquilidad, entre retos y palabras que todavía no entiendo.
Voy como en bicicleta, subiendo y bajando senderos y paisajes. Algunos grises otros verdes. Es muy variada mi vida últimamente. Durante el día, hay muchísimo trabajo: Correr por el patio de la escuela, por las oficinas, el teclado de mi compu que vuela preparando notas e informes, la gente, las reuniones, mis compañeros. Son mañanas muy movidas.
La mente puesta en la tarea deja que el corazón descanse y que la mente fluya por otros rincones. Cuando llega el descanso, el corazón nuevamente se pone en movimiento, la cabeza corre "a mil" y reproduce infinidad de pensamientos y de sentimientos que se agolpan de pronto en mi cabeza. A veces son pensamientos reconfortantes, la mayoría de las veces torturantes.
Mis "torturas" se ponen de acuerdo con mi corazón para que todo en mi sea dolor. Se nota en mi cara, se nota mi dolor, se nota mi cansancio y mi emoción. Así es la mayor parte del día. No es que me pase todo el día descansando, en esta cabecita hay actividad continua.
Cuando tengo que retomar nuevamente mi labor, tengo que sacar fuerzas de donde no tengo porque cuesta y hay que poner voluntad, cerrar los ojos y volver a empezar. Así durante todo el día, es un morir y un resucitar constante, altos y bajos, nunca lineal, nunca en paz. Tristeza, tranquilidad, tristeza y volver nuevamente a empezar.
No tengo mucho para escapar de todo esto. Lo unico que queda es escuchar música (que en lo posible no sea romántica), mirar tv (si se encuentra alguna pelicula interesante) o leer (tengo tantos libros abandonados, que me lo agradecen) o rogar a Dios que el tiempo pase lo más rápido posible y ver si realmente cura las heridas.
Hace rato que no me dispongo a pensar en lo que hago a diario, algo rutinario, algo movido, algo descansado, todo así, muy variado. Alguno dirá: ¿Quién puede aburrirse asi? Yo solamente digo: ¿Quién puede aguantar tanto tiempo asi? Mi corazón busca salidas, no sabe por dónde ir. Busca encontrar su lugar, busca encontrar tranquilidad, busca poder concretar tantos proyectos que han quedado heridos después de tanto dolor. Estará en constante búsqueda por varios años.... porque como siempre dije, que para desgracia mia: amo hasta el final y pueden llevar años volver a empezar"
No era la idea reflexionar, pero hoy pensaba todo esto. Sentada en una mesa de exámenes. Mi cabeza volaba por otros rumbos y toda esta reflexión fue hecha entre tizas, borradores, pizarron y carpetas de escolar. Todo momento puede ser aprovechado para pensar... hasta un ingrato exámen.



Pd. Nota aparte.... mi alumno desaprobó. Se ve que la reflexión y el dolor no me ablandan la lapicera.

2 comentarios:

*-Sabri-* dijo...

que reflexion y que crueldad!(pobre tu alumno)...

se de todo eso que contas... como si te viera como te vi tanto tiempo corriendo por los patios, sacandole humito a tu teclado que parece que escribiera solo... mientras cantas, hablas, miras hacia todas las direcciones...

y esa cabeza que nunca para, nunca nunca nunca.... porque con esa cualidad de hacer mil cosas a la vez, pensas mil cosas tambien...

y es dificil hacer un stop en todo... si uno deja de hacer una cosa, o todo lo que esta haciendo, indefectiblemente piensa en cosas que a veces no habria que pensar... sueña cosas que ya no hay que soñar... espera cosas que no hay que esperar... canta canciones que no tiene que cantar... hace lo que no tendria que hacer... pero nadie nos enseño a arrancar todo d ela forma mas facil... nosotros mismos tenemos ese masoquismo que se llama esperanza...

yo tampoco pensaba reflexionar... pero lo hice...

te quiero mucho0...

millones de besos

"Cuando mi boca calle, mi corazón hablará" dijo...

Sabri corazón... muchos recuerdos