domingo, 9 de marzo de 2008

Universo mujer

En mis manos de mujer tengo el tesoro añorado. Tengo vida propia y capacidad de dar vida, de albergar otra vida.


Se que no elegí ser mujer: una conjunción genética y creería que en parte el azar, hizo que naciera niña, después de un tormentoso parto. Mi mamá dice que la cabeza me quedó como un huevo, como Huevo Duro, un personaje de la revista de Condorito ¿eso me habrá acomodado algunas ideas?


Me cuesta ser mujer, el día de hoy. Me cuesta, porque tengo conmigo el amor por lo romántico, el sueño del principe perfecto, la vida color de rosa y llena de alegrías. Nuestro mundo de fantasias, nuestro mundo de muñecas.... totalmente contrario a la realidad, al mundo que vivo, al mundo que hace lo posible por demostrarme que hay cosas que no valen la pena y que no es necesario luchar, ni siquiera soñar.


Soy una mujer que sueña y que no pierde las esperanzas de que en otra parte del mundo está la persona que tanto añoro y que hoy no la veo, porque no es el momento, ni la oportunidad, ni el lugar. Creo en los amores imposibles, en las historias increibles.


No es facil ser mujer, no es facil creer en la lealtad del amor, en el poder del amor que todo lo consigue, no es facil sentir a flor de piel la desgracia ajena ni el dolor de las personas que uno ama.


Somos tiernas y delicadas, algunas menos. Tenemos la sensación de que todo lo podemos, aun hasta lo imposible. Podemos fingir un sentimiento, hacer sentir a alguien adorado, pero también hacerlo sentir defenestrado y no precissamente por amor.


Tengo el maravilloso don de las palabras de consuelo, pero también tengo el hartante hábito de hablar más de la cuenta, de no saber callar y de insistir cuando no es necesario. Un par de días al mes, me convierto en un ser detestable, inseguro, llorón y muy poco atractivo para la vida de cualquiera, un grano en la nariz, jeje que desagradable!!!!. No debe ser para tanto!!! o si?. Me hacen sentir eso...y yo me siento aun peor.


Busco no sentirme asi, pero siento que es más fuerte que mi persona. Lo llevo en los genes y esos días me irrito, me canso, entristezco enormemente, lloro inexplicablemente, discuto sin vehemencia, no aguanto, no soporto a nadie, a veces no quiero ver a nadie! Soy mujer, con todas las letras, tan dificil de entender, pero tan facil de amar.


Tengo una "mamita" escondida que sale a relucir en situaciones de peligro inminente para nuestros "hijos" postizos que albergamos bajo nuestras alas, aunque solo sea nuestro deseo y no el de la otra persona. Cada indefenso, se transforma en nuestro tesoro. Cada ser que peligrosamente muestre que necesite de cariño, se hace destinatario de nuestro amor de madre, y a veces peligrosamente, nuestro amor de mujer.


Me cuesta ser mujer, no lo elegí... pero no lo cambio por nada!


Con mis manias, mis obsesiones, mi romanticismo exacerbado, mis lágrimas dispuestas a salir en cualquier oportunidad, mi extremado sentido de la humanidad, mi tan costosa femeneidad, mi poder de encantar (tan poco desarrollado), mi delicadeza para tratar ciertos temas, mi capacidad de ver más allá de lo que la realidad muestra... mi sexto sentido, mi intuición femenina, mi Todo...


Amo ser mujer, pero también entiendo que muchas veces nos transformamos en seres dificiles de tratar. Odio que me traten en "menos", que me digan que soy diferente (salvo cuando se trate de hablar de mi capacidad de ser madre), que busquen constantemente demostrarme que me tienen en cuenta y que no se olvidan de mi, porque soy mujer.


Amo ser mujer, porque tengo en mi cuerpo la capacidad de dar continuidad a la vida.


Amor ser mujer, porque Dios me cubrió de sentimientos, de instinto, de extremada sensibilidad.


Simplemente amo ser mujer y no lo cambiaría por nada. Contradictoria, obsesiva, molesta, mal humorada, depresiva, melancólica, romántica, madraza, asustadisa, mucha veces dependiente.... el TODO es lo mejor. No nos miren por partes...que soy mujer entera y no media mujer....


Como decía Nacha Guevara en uno de sus programas: ¡Me gusta ser mujer!

4 comentarios:

Emmanuel Perèt dijo...

Se dice que cuando Dios creó al hombre y a la mujer, no se referia a una creacion literal si no a la parte del intelecto por un lado como masculino y a la sensibilidad por otro lado como lo femenino. Sinceramente son la parte sensible de mi vida. Todo lo que a una mujer se refiera puede moverme a limites increibles de voluntad.
Tal vez parezca exagerado pero no lo es. Soy capaz de hacer cosas que no quiero.Espor eso que pense en cambirles de nombre ... por ejemplo. EsCoMaGot (Especie de conspiracion maligna que me gobierna totalmente) Las quiero! Feliz Vida!

Gigita dijo...

Que bueno!!! Comparto en muchas cosas, amo ser mujer, y agradezco a mis padres la combinación de cromosomas que me dieron este género. Es verdad, somos complicadas pero muy sensibles y eso nos hace especiales. Tenemos muchas cosas a favor que nos hacen seres predispuestos al amor y al odio en una fracción de segundo, pero sostengo que eso nos distingue.
Me encantó esta reflexión y creo que todas pensamos así y nos sentimos de esta forma….felicitaciones al XX.(y no es puro feminismo, jajaja)
Besos
Gigita

ALMA (Luna y Ema los amo) dijo...

Jajajaj, pensé en lo de Nacha, y me asombró leerlo en el final !

Hermosa palabras, muy ciertas, hablas de tus sentimientos, pero te aseguro q muchas de nosotras los compartimos.
Deseo un feliz día para todas nosotras , y una buena memoria para todos ellos !
besos,lau

Penélope dijo...

¿Sólo dos días al mes?. En fin... a mi me tocan más.
Me gusta ser mujer, no me imagino hombre. A veces pienso que viven en un planeta paralelo, que rigen sus pensamientos por otras leyes con otra melodía diferente la nuestra. La genética tiene algo que ver seguro. No sólo somos diferentes en la forma sino en el fondo (cognitivamente procesamos la información de distinta manera). Somos como los bailarines: nos complementamos cuando suena la canción.