martes, 18 de marzo de 2008

Incomprensibles


Bad Hair Day, première mise en ligne par gotti girl.

¿A veces no comprendes cómo actúa la gente? ¿A veces sientes que todas las herramientas adquiridas a lo largo de tu vida se desploman ante determinadas personas, que actúan de forma inexplicable, ilógicamente o al menos como no esperabas?


Lo se, muchas veces estas preguntas se transforman en preguntas retóricas, sin respuesta.


Muchas veces hacemos lo posible o lo imposible para que las cosas salgan bien. Te dices a ti misma que las cosas tienen que salir bien, que si haces todo con la buena intención de no perjudicar a alguien, tienen que haber buenos resultados.


Y haces esfuerzos que jamás pensaste hacer, haces cosas que nadie entiende, que todos critican, te sales del papel de víctima tratando de pensar más allá de lo lógico e intentando con todas tus fuerzas de enviar buena onda hacia los demás, inclusive hasta los que no te caen tan simpáticos. Nadie entiende tu proceder, sin embargo sigues adelante, en nombre de la buena gente. Y miras con aire positivo, con ojos frescos situaciones que otros denostarían, le buscas la vuelta a las cosas para que te resulten favorables, para que les resulte favorable.


Sin embargo, con el tiempo te das cuenta que mucho de lo que hiciste no tuvo sentido, no dio los resultados pensados y por sobre todas las cosas, malinterpretaron todo lo que quisiste hacer. Entonces sientes que tanto esfuerzo no valió la pena y que derrochaste mucho de lo que podrías haberle dado a otras personas.


Pero, tanto lo piensas, que sacas la conclusión de que al menos si te hace bien a ti, fue bueno. Si al resto no le sirvió, son cosas que pueden pasar y no se pueden medir.


Vas a seguir actuando de la misma forma y tratando a todos de la misma forma, y sabes, que aunque sigas recibiendo "piedras", "golpes" y sus desubicaciones, vas a seguir mostrándoles buena cara y ni les vas a responder para no herirlos. Lo sabes, porque no te permitirías otra forma de comportarte. Sigues preocupandote por ellos y ya no sabes si vale o no la pena.


Como dicen en Economía, has invertido mucho dinero en algo que no sabes si tendrá sus réditos, por lo tanto no has hecho un trabajo serio y te has puesto a jugar con el azar, que no respeta reglas...


Y así va la vida... aprendiendo, desaprendiendo, ilusionándote, desilusionándote, pisando tierra, volando ilusiones... extremos lógicos que ocupas en gente que actúa ilógicamente.

5 comentarios:

Karu dijo...

Eso es verdad!..
siempre pienso en él..
y él, no creo que piense mucho en mi..
pero creo que parte de eso, es asi la naturaleza de algunas personas..
no es que lo jsutifique, o que yo misma me justifique..
o tal vez si, jaja ya me hice bolas..
lo que si, es que más de una vez hacemos cosas pensando en otras personas antes que en nosotras..
ehmm.. pero insisto, ya es natural, inconsiente, no see..
me voy, que no me quiero seguir haciendo bolas jaja..

bsote Clauuu
tqm!!

María Narro dijo...

según te iba leyendo iba 'traduciendo' tu escrito a lo que me pasa a mí con mi familia polítca, ya que espero un comportamiento lógico ante un ser humano más: yo.

Pero si no voy peloteando a quienes me consideran invisible siguen sin verme. Entonces pienso que prefiero ser invisible y vivir coherentemente y con dignidad, antes de entrar en su rueda de hipocresía.

besos.

Miguel Schweiz dijo...

Quizás Claudita, después de todo, lo que tiene de bueno la vida es la variedad. Cuando la locura tan mezclada con la curdura termina convirtiéndose en su enalada principal. :)

Besitos.

Wilhemina Queen dijo...

Una buena forma de no golpearse tanto, quizás, es:
HACER LAS COSAS O SI QUIERES VIVIR LA VIDA SIN ESPERAR NADA A CAMBIO.

Un beso enorme!

Puckis dijo...

por lo general la gente es la que no me entiende del todo a mi y me evitan de cierta manera
pero despues si me esfuerzo en ciertas situaciones que considero valen la pena hacerlo
con siertas personas que he preocurado conocer lo sufiente como para darles confienza
o hasta cariño, jugar al azar por lo general lleva a las cosas que desilucionan, pero contar las cartas
lleva a satisfacciones la suerte se la crea uno despues de todo
y por lo mismo ni culpa ni reporche a los demas, uno se forma y deja formar alos demas
ademas que no hay que preocuparse por como es uno con las personas
que nos quieran tal cual y respeten con reciprocidad con eso basta