miércoles, 10 de octubre de 2007

Sueños

Kurthalsey

Hoy soñé que la noche se convertía en día, que la luz inundaba mi calle y que mis pensamientos podían volar.


Y volaban lejos, hasta el lugar más inhospito que podia existir y volaban altos hasta el espacio infinito que querían descubrir.


Hice de mis pensamientos un sueño que necesitaba cumplir y los convertí en palabras que necesitaba pronunciar y después fueron caminos que necesitaba recorrer.


Así fui andando la vida. Busqué sentido a los pensamientos, que dejaron de ser etéreos para tener color y frescura. Se transformaron en el motor de la vida, que al ser palabra acariciaron un alma que necesitaba soñar y al ser camino, guiaron los pasos del que se sentía extraviado entre tanta oscurisdad y soledad.


Los planetas confluyeron y marcaron un destino. Fueron designio de fuerza y voluntad. Todo estaba dicho, todo era destino que hizo que tanto pensamiento y sueño se hiciera realidad.

3 comentarios:

raizen dijo...

Los sueños se hacen realidad si luchamos por ellos y no los perdemos de vista nunca...
Un abrazo para tí

raizen dijo...

Los sueños se hacen realidad si luchamos por ellos y no los perdemos de vista nunca...
Un abrazo para tí

Belinda Morquecho Chavez dijo...

hola yo tengo tantos sueños que no se han cumplido desde hace años