domingo, 21 de octubre de 2007

Mamita...



No todos los días tengo oportunidad de hablar de mi mamá.


Creo que hablé solo una vez y por un tema que me competía a mi y no a ella.

Hoy se celebra el Día de la Madre en la Argentina, y creo que es la mejor oportunidad para dedicarme a ella y para regalarle estas letras, aunque ella ni sabe que escribo y me imagino que jamás leerá estas palabras.

Si tuviera que decir que siento por mi madre, no tendría palabras exactas para describirlo. Cada día que pasa, voy comprendiendo la enorme entrega que ella hace a sus hijos, y como ha prendado su vida, con el solo fin de mantenernos bien a mi hermano y a mi.

Ella siempre fue una mujer emotiva, sensible y necesitada de mucho afecto, que en su juventud conoció a mi padre, que le regaló el cielo, el sol y las estrellas... no la dejó tocar ni con un dedo nada que significara trabajo y que la amó hasta morir. Con semejante entrega, cómo ella no iba a aprender a hacer lo mismo. Cuando mi padre murió, ella se hizo cargo de todo. Con su dolor, con su tristeza, con su debilidad a cuestas, le puso el pecho a la vida e hizo todo cuanto estaba a su alrededor para mantenernos de pie. Y ahi nos enseñó lo que es trabajar, lo que significa organizar una casa con poco dinero, nos enseñó a vivir con lo que teníamos y no a aspirar más cosas que las que podíamos comprar con nuestro dinero, que todo se consigue trabajando y que si hay que amar hay que hacerlo con todo. Fue maestra de economía, de solidaridad, de entrega total y de maternidad bien entendida.

Ella nunca fue mi amiga, ni mi compañera, siempre fue mi madre y lo ha dejado bien claro a cada instante que pasa la vida. Es de esas madres protectoras, de esas madres que no son cariñosas pero que siempre están cuando se la necesita, es de las madres que siempre está pre-ocupándose de sus hijos y de cuánto sucede a su alrededor, es de las madres que piensa que mientras ella exista no nos va a faltar nada, ni siquiera un plato de comida después de llegar del trabajo.

Así y todo, con su entusiasmo materno, lleva consigo una enfermedad que la va postrando día a día. Pero es enérgica, le pone garra a la vida, no para de hacer cosas, ni de imaginar cuanto puede llegar a hacer. A veces me cuesta llevarle el ritmo, porque olvida que ya no somos sus niños y que tenemos miles de obligaciones aparte de ocuparnos de todo lo que ellas nos pide.

Fue débil en un tiempo, llegó a ser y a comportarse como si fuera mi hija y yo la madre que ponía el orden. Hoy con todo su drama a cuestas, se hizo fuerte, consciente de su papel en esta casa, se hizo digna y altiva.

Con todo lo que ha pasado y todo lo que le toca por vivir, se que ella siempre estará a mi lado. Es intuitiva por naturaleza y siempre ha acertado quienes nos quieren de verdad y quienes no. Y aunque alguna vez no le quise creer, ella supo en parte que mis cosas no iban a andar muy bien ultimamente; sin embargo, me acompañó; aceptó sin protestas a la persona que yo había elegido; habló una vez y nunca más insistió sobre el tema.

Cada día que pasa siento que me respeta y que siente el orgullo de ver a sus hijos crecidos pero con el miedo interno de que nos alejemos del hogar. Claro, en circunstancias normales esto sería lo lógico, pero para ella, el hecho de alejarnos significaría el abandono total, ya que no puede moverse por sus medios.

Ella es mi madre, digna y dedicada, siempre presente y siempre estimulante.

Un consejo de ella, después de que mi papá y todos se cuidados se murieran: "Recibite Clau, estudiá y obtené tu título. Que no necesites de nadie para vivir, que por tu cuenta puedas mantenerte, no busques que te mantenga nadie, porque tarde o temprano todo se acaba y el sufrimiento es demasiado grande. Se independiente, aunque te cases. Mantenete sola, no acostumbres a nadie a ser mantenido, no hagas lo mismo que hicieron conmigo. Que aunque me amaron bien y me cuidaron bien, me dejaron desprotegida y sin armas para luchar. Y me equivoqué mucho, por intentar cosas que nunca había hecho.... " Palabras de madre... palabras desde su vida.

Con estas palabras, quiero dejar mi saludo a todas las mamás que pasen por aqui, a todas las mamás de los que leen estas letras, a las futuras mamis, a las que no lo son todavía, pero lo tienen en sus planes, a todas las mujeres porque somos madres en potencia y a mis mamis, las de mi vida, mis amigas, mis familiares, todas... Felicidades!


Powered by ScribeFire.




8 comentarios:

Anónimo dijo...

Clau, muy profunda y verdadera tu reflexion. Es cierto, cada mamá tiene forma de ser, de enseñarnos a vivir, de demostrarnos su amor.
Para vos mamá en potencia, Feliz dia! Jorgelina

Spe dijo...

hay clau creo que me vas a hacer llorar...tan ciertas las palabras de tu madre..aqui en mexico el dia de las madres es el 10 de mayo...bueno muchos saludos cuidate mucho!!

Belinda Morquecho Chavez dijo...

hola clau, felicitame a tu mamá por el dia y tambien por tener una hija como tu
y me hiciste llorar con la cancion esta padrisima

María Narro dijo...

Dale un beso enorme, por favor.

Anónimo dijo...

Claudy:muy emotivo este post !!y muy sabias las palabras de tu madre.Un beso, lau

raizen dijo...

¡Que hermoso homenaje a tu madre!
Tus palabras adornan su sabiduría.
Felicidades y te abrazo con cariño

raizen dijo...

Clau, ¡Los Nocheros son lo máximo a mi particularmente me encantan, yo tengo su música! :)
Bellísima esa canción y todas...
Eso es puro amorrrrrrrrr

"Cuando mi boca calle, mi corazón hablará" dijo...

Jorgelina: Muchas gracias por venir! y muchas gracias por compartir mi blog con tu hija, realmente gracias.
Spe: Apareciste! Gracias, pero no es mi intención que lloren, solo que la conozcan!
Beli: Muchas gracias! nos seguimos escribiendo!
María: Tus saludos fueron entregados! Gracias por venir, muchas gracias
Lau: Las palabras cuando salen del corazón tienen a ser emotivas, más si hablo de ella. Y si.. consus altibajos, con su poco tacto, mi madre es sabia... y por eso agradezco a Dios que siempre esté presente... (y lo del poco tacto, es cierto!!! ya nos hemos peleado mucho por eso!)
Raiza: si, mi madre tiene una sabudiruía muy especial, la que nació de su experiencia. Viste??? Los nocheros son lo mejor! cada letra! cada melodía... y si.. son puro amor!!!

Un beso, un abrazo y gracias a todos!!

Claudia