miércoles, 17 de octubre de 2007

Desmemoriada


нëå®t §håÞëd ßø×, originalmente cargada por VirgenDelFracaso.

Tanta vida acelerada, tanta vida atareada.

Hay pequeños detalles que deseo y debo recordar, pero mi cabeza se niega a recibirlos. Hay pequeños datos que debo mantener, pero mi cabeza se niega a albergarlos.

Por más que busqué explicaciones, mi memoria no anda muy bien. Hay pequeños detalles que no quiere recordar y grandes detalles, que debería olvidar y se empeña en mantener.

Que dificil situación. Con mi libretita a cuestas todo el día, con la alarma del celu siempre prendida. No me tengo que olvidar, no me debo olvidar, pero siempre estoy jugando a las corridas y en ese frenesín los recuerdos se van por otra esquina y no doblan en mi cuadra, ni siquiera pasan cerca.

Me han pedido favores, a los que respondo sin problema y con mucho gusto, pero cuando llega el momento no me acuerdo del problema. Recuerdo números telefónicos, direcciones, nombres, pero jamás recordaré el horario de la reunión, ni el día de la votación, ni la tarjeta que debo retirar ni la llamada que me hicieron, ni siquiera quién me pidió un favor y qué me pidió.

Tengo memoria para otras cosas, para recordar rostros, para recordar palabra a palabra una conversación, aunque hayan pasado meses, para recordar dichos y hechos.

Mi memoria selecciona, pero yo digo que selecciona incorrectamente, porque elige todo aquello que no necesito recordar. Aquello que es indispensable, por mi trabajo, lo va dejando en el olvido y sin preocuparse de mi insistencia en recordar.

Así voy pasando la vida, pidiendo disculpas porque no recuerdo, buscando afanosamente en mi libreta si lo que necesito lo tengo anotado y dejando de lado mi vergüenza, diciendo que es mi edad, que es el trabajo y que el cansancio también tienen su culpa en todo esto.

Bueh, cómo será que ya ni recuerdo el por qué quise escribir este post...

4 comentarios:

raizen dijo...

En la medida que nos exigimos, vamos llenándonos tanto de cosas que siempre habrá algunas que se olvidan. Yo tambien uso libreta, recordatorios en el celular y sin embargo siempre hay algo que se me escapa ;) Seguiremos anotando, ni modo :)))).
Besos antes de que se me olviden :)

Belinda Morquecho Chavez dijo...

hola wowww otra vez que bello
saludos

Maribel Sánchez dijo...

Qué es lo que hará que la gran mayoría carguemos con la libretita?
Siempre es un placer encontrar tus textos.

Un beso

Anónimo dijo...

Siguete inspirando, es maravilloso; me puedes contar si es que sabes como reactivo el sonido en mi celular de los recordatorios.

ave_condor@hotmail.com