viernes, 26 de octubre de 2007

Escritos...



Escritos..., originalmente cargada por Force Feu.


Nacieron de un sentimiento, de una razón, de un parecer, o simplemente de un error o de un dolor.

Nacieron sin ser dedicadas, simplemente de una necesidad de ser expresadas, de ser liberadas, para ser utilizadas como mi aire y reflejar una vida, un hecho, un sentimiento o un misterio que se necesitaba sacar a la luz, o desmistificarlo para poder superarlo.

Palabras entrecruzadas, entrelazadas, enmarañadas, mezcladas y hasta enredadas, suelen provocar confusión, sino conoces a ciencia cierta como fueron escritas y con qué intención.

Las palabras pueden ser tan revueltas que nadie entiende lo mismo de ellas, solo el que las escribe conoce su propósito final y ve en ellas su utilidad.

Se entrecruzan con la vida de quién las escribe, con la vida de quién las lee, con el ambiente donde se dicen, con los misterios de sus significados más ocultos y el producto final, no siempre es lo que se esperaba, porque cada uno ve en ellas, lo que necesita descubrir.

Juegos de palabras, que tienen el poder de embelezar al incauto lector , que hipnotiza el sentimiento del débil, que hace desconfiar al que lee entrelíneas o al que sabe utilizar de esa misma forma las palabras.

Juegos de palabras que dan algunas señales sobre la persona que escribe, pero que veladamente ocultan partes que no se necesitan revelar. No necesariamente son mi vida, ni hablan de mi. Mis musas inspiradoras son muchas y cualquier sale a participar cuando las convoco.

Palabras en una oración, oraciones en una frase, frases en un párrafo, párrafos en un escrito... todo un conjunto de ideas que se desean mostrar pero que no siempre se ven de la misma forma.

Hoy quiero decir que "el cielo está azul", y alguno me dirá "será que estás de buen humor", otro me dirá "que bueno que no llueve" y otros simplemente, "no tienes qué escribir para simplemente decir algo tan sencillo". Muchas palabras, muchas interpretaciones.

Todos pueden tener razón,. pero nadie la tiene absoluntamente. Todos pueden poseer un pedazo de verdad, pero nadie tiene mi verdad, que fue la utilizada para escribir el texto. Todos pueden creer que lo que escribo es fácil de interpretar, pero no entienden que mis palabras, al igual que mis sentimientos, surgen bien adentro, del interior de mi alma, allí donde nadie sabe cómo funcionan los mecanimos de mi vida; y que muchas veces, ni yo misma se interpretar todo lo que escribo.

Algunas noches vengo desnuda, sin ideas, sin nada que de inicio a un buen escrito. Cierro los ojos, respiro profundo y comienzo a soñar. Las palabras van surgiendo, de a poco, cadenciosamente y sin querer van desarrollando ideas, van armando teorías, van formando un todo que en principio ni existía. Hoy puedo decir que me siento una privilegiada por tener esta capacidad que no conocía y que me ha servido para curar heridas, para entender problemas, para sentirme fortalecida.

Algunas noches vengo desnuda, pero me voy vistiendo de textos que nacen desde el corazón.

Las palabras que nacen en este lugar tienen un propio sentido que es enriquecido con las palabras de quién las lee, de quién comenta, de quién se toma el trabajo, simplemente de entrar y ver si hay algo escrito.

Todo sirve, todo inspira... todo da fuerzas para seguir.

7 comentarios:

mi despertar dijo...

Muy bueno tu texto me he sentido totalmente identificada como si yo lo hubera escrito

mi despertar dijo...

Nacieron de un sentimiento, de una razón, de un parecer, o simplemente de un error o de un dolor.

Nacieron sin ser dedicadas, simplemente de una necesidad de ser expresadas, de ser liberadas, para ser utilizadas como mi aire y reflejar una vida, un hecho, un sentimiento o un misterio que se necesitaba sacar a la luz, o desmistificarlo para poder superarlo.

Palabras entrecruzadas, entrelazadas, enmarañadas, mezcladas y hasta enredadas, suelen provocar confusión, sino conoces a ciencia cierta como fueron escritas y con qué intención.

Las palabras pueden ser tan revueltas que nadie entiende lo mismo de ellas, solo el que las escribe conoce su propósito final y ve en ellas su utilidad.

Se entrecruzan con la vida de quién las escribe, con la vida de quién las lee, con el ambiente donde se dicen, con los misterios de sus significados más ocultos y el producto final, no siempre es lo que se esperaba, porque cada uno ve en ellas, lo que necesita descubrir.

Juegos de palabras, que tienen el poder de embelezar al incauto lector , que hipnotiza el sentimiento del débil, que hace desconfiar al que lee entrelíneas o al que sabe utilizar de esa misma forma las palabras.

Juegos de palabras que dan algunas señales sobre la persona que escribe, pero que veladamente ocultan partes que no se necesitan revelar. No necesariamente son mi vida, ni hablan de mi. Mis musas inspiradoras son muchas y cualquier sale a participar cuando las convoco.

Palabras en una oración, oraciones en una frase, frases en un párrafo, párrafos en un escrito... todo un conjunto de ideas que se desean mostrar pero que no siempre se ven de la misma forma.

Hoy quiero decir que "el cielo está azul", y alguno me dirá "será que estás de buen humor", otro me dirá "que bueno que no llueve" y otros simplemente, "no tienes qué escribir para simplemente decir algo tan sencillo". Muchas palabras, muchas interpretaciones.

Todos pueden tener razón,. pero nadie la tiene absoluntamente. Todos pueden poseer un pedazo de verdad, pero nadie tiene mi verdad, que fue la utilizada para escribir el texto. Todos pueden creer que lo que escribo es fácil de interpretar, pero no entienden que mis palabras, al igual que mis sentimientos, surgen bien adentro, del interior de mi alma, allí donde nadie sabe cómo funcionan los mecanimos de mi vida; y que muchas veces, ni yo misma se interpretar todo lo que escribo.


YO LO INTERPRETO Y TE SIGO

raizen dijo...

Clau, cuando una se viste de textos que vienen del corazón, estás unida a todos los que tambien lo hacen. Aunque una no lo crea hay muchísima gente en el mundo que se puede nutrir con una frase, una palabra, o un tema en particular. Creo que cuando una se acerca a leer, desde el no juicio, siempre habrá algo que se queda dentro o bien porque se necesita o bien porque se identifica con eso. Todo es Uno.
Excelente post, un abrazo con cariño

Nini dijo...

A veces una se viste de textos, otras veces una se desnuda para poder quedar libre de las palabras...

"Cuando mi boca calle, mi corazón hablará" dijo...

Mi despertar: Gracias por tus comentarios. La idea de los textos es esa, precisamente identificarse, quedarse con un poquito de él y completar algo en nuestra vida. Gracias por tu seguimiento!
raiza: Coincido, coincido hasta en la más pequeña palabra. Eso me pasa con tus textos, sabías?
Nini!!!: Si, con signos de admiración! Sabés? No me había dado cuenta de la segunda opción y es cierto, si escribo también es para despojarme de palabras que si quedan dentro mío provocarían más de un dolor... Que cierto que es...

Saludos!! Muchas gracias por compartir sus comentarios


Claudia

Belinda Morquecho Chavez dijo...

hola, si un texto super chido, y con las palabras puedes decir muchas cosas, para bien o para mal

Perio dijo...

Hola Como estas?
Me encanto lo que escribiste!
Y llegue aca recorriendo blog's!
Bueno,me despido!
Un abrazo!
Chao!