domingo, 5 de agosto de 2007

Los caminos de la vida...

La vida nos muestra caminos, caminos variados. Unos son sinuosos, otros hermosos. Cada día debo optar, cada día debo considerar cuál es el mejor, qué tienen de bueno y qué tienen de malo cada uno de los que se me presentan delante mío. No siempre elijo bien, pero acepto lo que es mío, que es mi decisión, mi responsabilidad y el tiempo que insumo en ello.

Hay caminos largos, que tardan una vida en recorrerse, otros que son recorridos de a momentos pequeños. Los caminos largos, requieren paciencia, fuerza y sobre todo mucha convicción del camino que se está realizando. Requieren mucho, pero a la vez nos permite recorrer una vida entera, conocer pares, vivir experiencias, enriquecer el alma... nos permite caer, y volver a levantarnos dentro de nuestra vida. Es una vida plagada de oportunidades

Los caminos cortos, son para aquellos que no les gusta esperar, que prefieren no luchar eternamente, sino tener batallas cortas y que muchas veces son leves. Necesitan la satisfacción inmediata, el rápido gozo de vivir. Lamentalemente tarde o temprano, los caminos cortos se terminan y necesitamos vivir otras experiencias y andamos por el mundo buscando otros rumbos.

Otros seguimos caminos largos, pero entretenidos en el viaje, ni nos acordamos de andar buscando otros rumbos, sino más bien de disfrutar el que hemos elegido.

4 comentarios:

Belinda Morquecho Chavez dijo...

hola wow que hermosas palabras y que sabias son, me encanto este post, muchas felicidades escribes magnifico

Belinda Morquecho Chavez dijo...

hola wow que hermosas palabras y que sabias son, me encanto este post, muchas felicidades escribes magnifico

Spe dijo...

hola clau, ps aqui pasando a saludar
ps espero elejir bien el camino..y ojala y existan señalamientos de precaucion

Anónimo dijo...

Cristo es el unico camino, la verdad y la vida.
Siguelo....

Saludos,