sábado, 16 de junio de 2007

Ver la vida



Tantos días de buena inspiración han hecho que los posteos en el blog hayan aumentado.

Tantos días con buenos ánimos, han hecho que lo que postee ya no sea dirigido precisamente a mi vida. Me he tomado el atrevimiento de realizar un ejercicio de pensar en una situación, de imaginármela y escribir sobre eso. Por este momento, se acabaron los post autoreferentes, en los que hablaba precisamente de mi vida y de mis problemas. Hoy estoy con ánimos suficientes para salirme de mi misma y fijarme en mi alrededor, en la gente que me rodea y en la vida que estoy llevando.

Cuando estamos inmersos en los problemas, lo único que atinamos a ver es nuestra realidad, nuestro yo, nuestra vida y nada más... esa es nuestra obsesión. A tal punto que por mirar asi la vida, no encontramos con rapidez la salida adecuada ni tenemos las herramientas suficientes para salir del agujero.

Pero es tan complicado. Decirlo hoy me resulta fácil, vivirlo en su momento es toda una tragedia, que aumenta su importancia con mi obsesión. Cerrar la mente, se llama a eso. Tantas veces cerramos nuestra mente a nuestro entorno que dentro nuestro se hace imposible encontrar una respuesta objetiva al problema.

Abrir la mente y salirse de uno, ayuda a mirar en el otro la posibilidad de solución. Es darle la oportunidad a quien nos acompaña de darnos la mano y seguirlo en este camino. Es permitir que otro nos diga lo que realmente no vemos y que ellos desde fuera notan con más detalle y claridad.

Son las visiones de la vida. Algo tan simple en teoría, pero tan complicado en la práctica. Se lleva de nosotros nuestros pensamientos, nuestra forma de actuar, nuestra estructura psicológica, en si... ver la vida de una manera u otra tiene que ver con nuestra impronta familiar y cotidiana. Igual le doy un porcentaje muy importante a los que nos acompañan, que hacen más fácil el trabajo, y que a este impulso psicológico que tenemos le dan la fuerza fraterna necesaria para hacer todo más fácil.

Me gusta mirar la vida desde la teoría, me gusta sentirla luego en lo cotidiano y darme cuenta que mucho de lo que digo se cumple y que otra parte es totalmente diferente. Eso es lo maravilloso de vivir, lo indescifrable, lo incierto que puede llegar a ser el hecho de vivir, de existir y de pasar los días.

Vieron... se puede teorizar hasta de las salidas de los problemas! todo por escrito. Hoy ya estoy preparada para hablar de la vida desde otras vidas y por un momento le voy a dar descanso a la mía.





Powered by ScribeFire.

3 comentarios:

Nini dijo...

Tantas veces que charlamos sobre la vida. Pareciera que muchas de las cosas que charlamos están escritas por aquí. Esto de salir de uno y mirar la vida con otros ojos es la forma mas indispensable para poder 'abrir la mente' y no mirar simplemente los problemas desde nuestro punto de vista. No es tarea fácil, de eso estamos seguros, pero vale la pena intentarlo. Sencillamente maravilloso lo que describes y muy bien detallado.

Gracias por hacernos recordar lo que puede ser ver la vida, desde otro punto.

Raizen dijo...

Abrir la mente!!! tu lo has dicho claramente... Una vez que lo logras encuentras todo un abanico de posibilidades a tu alrededor... Es descubrir lo que siempre ha estado rodeándote y no lo habías "visto"...Recuerda que lo incierto sólo dura lo necesario...
Me encantó tu post!!! Un abrazo Raiza

"Cuando mi boca calle, mi corazón hablará" dijo...

Gracias... ultimamente mis post vienen muy vitales y creo que tiene que ver con un estado de ánimo general :p. La vida tiene eso... estás muy arriba o te sientes muy en el fondo del precipicio... pero siempre con la esperanza de que vas a salir...
Hoy estoy bien, como siempre debería estar... pero hay que seguir luchando porque este estado se tiene que mantener... por eso es bueno mirar la vida con otros ojos... y verle aquellos detalles que por apurada, atolondrada, le termino perdiendo.
Graciuas, gracias!

Las quiero

Claudia