martes, 26 de junio de 2007

Comenzar de nuevo

"Volver a empezar, aun no termina el juego volver a empezar,
que no se apague el fuego queda mucho por andar
Y que mañana será una día nuevo bajo el sol volver a empezar,
volver a intentar, Volver a empezar" (Alejandro Lerner)

Muchas veces decimos que es mejor hacer "borrón y cuenta nueva" o qué bueno sería poder empezar a escribir las historias desde cero, nuevamente y sin pasado, o que bueno es vivir nuevamente pero sin cometer los mismos errores, ni darle oportunidades a personas que realmente con el tiempo demostraron que no se lo merecían.

Muchas veces añoro esa sensación de empezar de cero y haciendo todo bien, cuidadosamente, detalladamente, con extrema preocupación. Sabiendo que desde el principio todo está hecho a conciencia y correctamente.

Muchas veces me siento deseando esta situación, sobre todo cuando las cosas duelen o vemos que no van por buen camino o no se dieron como realmente hubieramos querido.
Pero simplemente lo pienso, a veces ni dejo que ese deseo invada mi corazón, porque viviría constantemente cuestionándome cada cosa que ha sucedido en mi vida y nunca estaría conforme y siempre estaría intentando empezar de cero, aun ante el más pequeño error.

Es bueno vivir la vida que nos toca vivir, no desecharla, no tirarla a la basura porque tiene alguna imperfección o porque algo podría haberse hecho mucho mejor.

Vivir de verdad, es tomar la vida como viene y como está presente entre nosotros, con sus errores, con sus virtudes, tomarla y a partir de ahi seguir caminando.

Esta vida nuestra, que tiene tanto de nuestra experiencia, de nuestra vivencia, de la gente que nos ha rodeado a lo largo de los años, de nuestros amores pasados, de nuestros olvidos, de nuestros recuerdos, nuestra experiencia. Esta vida es tan propia y particular, es tan mía que nadie podría vivirla como yo lo haría. Esta vida fue hecha por mi y para mi, y por ello merece que yo respete sus tiempos y sus caprichos.
Nuestra vida, tan "cargada" de sueños y de fracasos, merece ser vivida por su dueña y merece que yo me haga cargo de ella, que me haga responsable de mi vivir, sin importarme cuán beneficio es o no es, semejante situación.

Hacete cargo de tu vida y no sueños con vivir vidas de otros, ni sueñes con vivir tu vida de otro modo, que más que el modo que le has dado a lo largo de tus años. Tu vida es tu construcción y como tal debemos apuntalarla, mejorarla, cambiarla, etc.


1 comentario:

Zegim dijo...

Sí. La vida hay que vivirla, no idealizarla.