miércoles, 25 de julio de 2007

No perturbes mi paz

Siempre rondando está,
Siempre al acecho,
siempre esperando
la mejor oportunidad para atacar.

Me mantiene inquieta,
sin poder disfrutar
No existe otra cosa que no sea ese mirar
Te mira, te observa, te desnuda,
te va matando a cada paso.

Siempre mi mente pensando está,
siempre sonriendo ante la adversidad,
pero su presencia perturba mi paz.
Vuelve inquieto al corazón,
desubica mi razón
pone fin a mi esplendor.

Miedo alquilado,
miedo aterrado
miedo culposo,
pero miedo al fin!


Pd: Seguí pensando sobre los miedos. Esta vez me puse a pensar en qué ocasiona el miedo en mi. Qué sucede cuando algo me provoca miedo. Mi reacción interior es siempre igual, primero trato de protegerme, luego intento enfrentarlo, con todo las armas que puedo. A veces me insume mucha energía hasta que logro sacarlo de mi vida. Pero como puse en el título... siempre el miedo, perturba mi paz.

1 comentario:

Nidia dijo...

Los miedos siempre acechan... hay que encontrar el valor para avanzar a pesar de ellos...