miércoles, 25 de julio de 2007

Memorias de un viaje - Parte 3: 09/07/07 - Rumbo a México

El remise llegó tempranito. Por suerte por lo que noté Ezeiza no queda muy lejos. Bah, menos lejos de lo que yo creí.

Me dejaron en la puerta, porque a partir de ahí mis trámites eran personales. Obvio, yo ni idea de viajes internacionales, asi que partí preguntando qué tenía que hacer.

Indicaciones de un señor policía muy amable, me mandaron primero a hacer el check in... claro... mi maleta era tan livianita que eso ni me preocupaba.... solo pesó 15 kg.

De ahí a pagar la tan discutida tasa de embarque... asi que seguir otro caminito... y a las cajas... y a densenbolsas 18 dólares. Una bicoca!.Ezeiza está lleno de caminitos.

Otra vez no sabía que hacer... así que pregunté muy amablemente a la empleada de la Aerolíneas y me mandó al primer piso. Tengo que hacer migraciones. Claro, salir del pais significa tener que llenar formularios para poder ingresar a México. Otra vez control de metales y esas cosas. Otra vez paso limpiecita.... pero ohhh mi sorpresa fue mayúscula cuando al pasar al sector de embarque... entré al tan adora dutty freeeeeee... Mis ojos se fueron a los perfumes... a las carteras... a mirar todo! Claro todo a precio dolar... Pero yo pensaba... no Claudia, no vas a comprar nada... porque necesitás el dinero para México... si a la vuelta te sobra ahí metete y comprate algo. Así que pasé sin pena ni gloria por ese tan lindo lugar.... Me fui a la confitería a tomarme un juguito y a comer un sandwich de matambrito... y saben cuanto salió? 10 dolares!!! un robo a mano armada. Con esa plata me hago 20 del mismo tamaño! Pero bueno... tenía sed.

Claro, tardé menos de lo pensado... el avión salia 11.30 y yo a las 9.00 estaba lista sentada esperando a embarcar... re temprano!

El avión, como a partir de ahora en adelante, comienza a salir con varios minutos de retraso. Este salió con casi 40 minutos de atraso. El avión es mucho más grande que el de cabotaje. Ya tenía asignados los asientos desde que saqué mis pasajes, asi que aqui no fueron ningún misterio. Muchos niños en el vuelo, muchas familias "perfectas", nadie conocido.

Tenía sueño, pero no estoy acostumbrada a dormir en el avión. Yo duermo cuando viajo en colectivo, pero ahi me siento más cómoda. Aquí eran pocas horas de vuelo y me sentía observada.

Me tocó de compañero de asiento un mexicano muy poco simpático que se metió en su laptop y no levantó la cabeza hasta que terminó el vuelo 9 horas despues en el DF.

Se come rico en los vuelos internacionales, además dan buenas pelis. Pero yo no sabía usar el dispositivo de sonido, así que miré y no pude escuchar. Claro, viva...nunca le preguntó a la azafata como se usaba! Ven, no siempre me llega el agua al tanque jajaj

Hay una anécdota que me da pena:
Era 9 de Julio, día de la independencia de la República Argentina. El comandante del avión informa que a modo de recuerdo van a pasar regalando escarapelas argentinas a los pasajeros. Cuando llega la azafata a mi rincón, el hombre que se sentaba conmigo le preguntó... y qué se celebra? Ella muy suelta de cuerpo dice... y no se... será el día de la Bandera supongo.... Mi cara fue de querer degollar a una azafata que tendría que estar mínimamente informada sobre su país... que sabrá mucho inglés, pero que de nacionalismo ni un poquito! Es una vergÚenza... creo que los nenes que andaban dando vuelta en el avión sabían más que ella. Un papelón! Sino tenés idea del tu país, mejor dedícate a ser azafata! ese es el mensaje que me quedó clarito....

Intenté mirar nuevamente hacia afuera, como en el vuelo anterior... y vi solo nubes... pero con unas formas tan lindas que hasta uno se podía imaginar qué eran personas o animales.

De repente se puso todo gris... claro, ibamos llegando a México DF... y eso gris era la tan famosa contaminación... me había olvidado de ese detalle.

Con la llegada a México se acrecentaron las turbulencias... así que estuvimos con el cinturón de seguridad toda la ultima hora de viaje.

Pensé que en México iba a tener mucho calor, pero no... bajamos del avión con un clima muy templadito. Fuimos a hacer migraciones... había una gran cola porque juntan a todos los pasajeros internacionales de las diferentes aerolineas en ese lugar... había coreanos, irlandeses, brasileros, españoles... y claro... argentinos... todo porque me puse a mirar los pasaportes de la gente. Casi dos horas ahi.. y todavía faltaba mi equipaje... Ibamos todos en patota... como corderitos en un rebaño... de a montones... todos juntos.

Cuando terminé con todo eran como las 10 de la noche... (hora mexicana) y me estaban esperando. Contratamos un taxi a la casa, pero era tan noche que pude disfrutar de muy poca vista. Muchas luces... poca ciudad.

Llegué exhausta... muy cansada.... pero al fin estoy en México! y empieza mi gran aventura!


1 comentario:

Nidia dijo...

Ya se antoja subirse a un avion y ver todo chiquito desde arriba...