sábado, 3 de noviembre de 2007

Vientos de cambio....



Arbol patagonico, originalmente cargada por fcastae.

" Silba el viento dentro de mi.
Estoy desnudo. Dueño de nada, dueño de nadie, ni siquiera dueño de mis certezas, soy mi cara en el viento, a contraviento, y soy el viento que me golpea la cara"

La Ventolera de "El libro de los Abrazos" de Eduardo Galeano.


El viento golpea cada vez más fuerte. Golpea mi cara, golpea mis piernas. Hace que tenga que andar a tientas, cuidando que no me lleve, cuidando no caerme, cuidando no tropezar, porque en el mínimo descuido me lleva a correr por caminos no pretendidos.

Es el visitante inesperado, el que no se pretende, el que es preferible que visite otras casas y no la propia. Aunque es el verdadero dueño de casa que viene a vigilar su terruño, el que siempre le perteneció, pero cómo tiene tanto para recorrer, viene de vez en cuando. A veces se queda, a veces solo aparece unos minutos, otras un poco más, pero siempre nos recuerda que él es de este lugar.

Es el dueño de la tierra, desde siempre exisitió por estos parajes. La naturaleza lo trae con más frecuencia y hasta podría decirse que con más fuerza. Sus amigos suelen acompañarlo siempre. El sol que siempre está, porque él no deja que las nubes se posen en un lugar. La lluvia que golpea la cara cuando hace que las nubes se golpeen entre si y como hoy, el granizo, tan frío y tan duro, que hasta hiere su contacto.

El es dueño de todo, nosotros dueños de nada. Andamos contra el viento y el parece querer hacernos rabiar con su aparición. Tiene un poder terrible, nos absorbe el buen ánimo, las ganas y hasta nos "cruza" el genio, tanta fuerza absorbe de nosotros, que parece tener cada minuto que pasa un poco más de fuerzas.

El el que desparrama lo ordenado, el que voltea la flecha, el que derriba el cartel del candidato impensado, el que vuela los techos, el que juega carreras con los tachos y las bolsas, el que me obliga a tomar taxi, el que me avienta contra la pared, el que da formas artísticas a los árboles, el que no los deja crecer, el que no me deja ver, el que no me permite mantener un peinado, el que me corta la cara, el que no quiero, aunque nací en su compañía.

Dicen que ser patagónica es tener que aceptar que el viento siempre estará, que hay que hacerse a la idea de que el nunca nos abandonará. Yo lo se, nací en este lugar. Me da pena la gente que viene de lugares con climas lindos y tiene su primer día de viento, muchos se espantan. Los que han venido a estas tierras por necesidad, viven soñando con volver a la propia tierra, aunque aqui tengan todo, sobre todo porque no les gusta el clima con el viento incluido.

Visita indeseable, a veces innombrable e indomable. Susceptible a los llamados. Si mucho lo nombramos, mucho aparece... por eso, mejor ni acordarse y cuando viene hacer como que nunca estuvo o que ni está. Ni siquiera quejarse...

Un dolor de cabeza, una depresión diaria, el mal humor momentaneo, solo eso deja el viento.... y la sensación de que todo, todo está lleno de polvo y que no hay limpieza que valga, ni alcance. El viento suele desquiciarme....


Pd: Mis vientos patagónicos, suelen acompañar a mis vientos personales... Aqui tienen más de 100 km por hora... por eso son tan notables y tan dignos de ser nombrados y homenajeados.

5 comentarios:

Belinda Morquecho Chavez dijo...

hola hermoso post

Zegim dijo...

Me cuesta trabajo imaginar un viento tan poderoso que además sea tan frecuente.
Debe ser toda una experiencia.

Blue woman dijo...

El viento, ese gran e incansable viajero que nunca se queda. Precioso post.

Un besito.

Anónimo dijo...

dicen q las respuestas están soplando en el viento, será cierto??si es asi alli las hay de sobra, creo q voy a mudarme, jeje....hablando en serio Clau , me encantó tu descripción :q difícil debe ser convivir con ese clima..impresionante la foto !!

"Cuando mi boca calle, mi corazón hablará" dijo...

Beli : Muchas Gracias

Zegim: Que gusto verte! Si, es toda una experiencia para el que no lo conoce... es todo un martirio para los que tenemos que vivir constantemente con él... pero se aguanta ehhh. Cuando alguna vez decidas viajar por el mundo, no te olvides de la patagonia y su viento, sería bueno que los conocieras! Saludos!

Blue Woman: Exacto... nunca se queda, y siempre lleva consigo a alguien... solo que no pide permisos y es un poco arrasador...

Lau: ¿Sos vos? jaja no firmaste... jajaja venite a vivir por aqui! es hora de que tenga a mis amigas cerca che! Ufff complicado vivir aqui... muchos psicologos dicen que este clima tiende a deprimir a la gente, por eso aqui hay tantos suicidios...
La foto es de aqui cerquita.... y si... ese cielo con viento... es terrible... pero hermosos :) Besito.

Gracias

Clau