domingo, 11 de noviembre de 2007

Fuera de foco


La mirada se distorsiona. Supones ver algo, pero no es nítido. Solo ves figuras humanas que quisieras descubrir, pero tu esfuerzo no es suficiente, con "querer" nada es suficiente.

No distinguirlas te trae dudas, te preguntas quiénes son, qué dicen, qué hacen, qué piensan, qué sueñan... pero no hay indicios, no te dejan señales en el camino. Te sientes que caminas totalmente a ciegas. Tampoco puedes reconocer a los que siempre quisiste en esas formas. Tampoco sabes si están allí o no, porque nada distingues, nada sientes. Y te desesperas...

El misterio los rodea, pero tu ayudas a que sean un misterio. Tienes la vista nublada de tanto llorar, la mente cansada de tanto pensar. Nada es claro, todo es una gran Duda.

Una palabra te suena a grito, un caricia se convierte en golpe, una mirada se convierte en amenaza, una pregunta en una tortura. Todo lo has sobredimensionado. Y te persigues y no vives. La paranoia te está cegando y ya no tienes elementos para discernir claramente que es lo que sucede a tu alrededor, quiénes son los están y quiénes son los que ya fueron. Hasta el camino a seguir, ese que tanto habías planeado te resulta borroso e infructuoso.

Esperas el fin del día. La noche siempre te resultó beneficiosa, Piensas que el sueño puede aclararlo todo y te convences de que será así, que cuando despiertes te darás cuenta que nada era tan malo como creías, ni nadie tan cruel, para ocultarse. A veces hay que dejar pasar más tiempo, alejarse del problema, alejarse de algunas personas y mirarlo desde otra vida, para volver a aclarar la lo que se ve, volver a sentirse confiado en esas figuras que siempre te acompañaron.

Como después de una gran tormenta, tienes la esperanza de que encontrarás un gran día, un luminoso y claro día. Todo volverá a la normalidad y cuando vuelvas a mirar, verás todo en su lugar, sin distorsiones, sin nubes, sin lluvias, siendo TU una vez más.

Pero claro, ese puede ser un sueño más, que ya ni lo distingues de la realidad....

3 comentarios:

Belinda Morquecho Chavez dijo...

hola es que con tan bellas palabras me dejas sorprendida y ya ni que palabras decirte me fascino de nuevo tu post

Anónimo dijo...

...quizás lo q percibamos esta noche, se vea diferente a la luz del día...quizás el tiempo nos ayude a ver con más nitidez....besitos!!lau :^)

"Cuando mi boca calle, mi corazón hablará" dijo...

Pff gracias... este texto me costó mucho... porque elegí otra forma de escribir... y no siempre dedicarme a retratarme... sino ver más allá de la gente que nos rodea... hago uso de canciones, de poesias, de textos, de otras palabras para basarme en las descripciones y sobre todo, en personas que he conocido. No significa que mucho que lo que yo retrate ahi, no me esté retratando a mi misma... pero es algo que creo no se puede evitar...
Y si Lau, la noche siempre es diferente... muy dierente...

Besos

Clau