sábado, 17 de noviembre de 2007

Sintiendo la noche...


Mejor vivir sin miedo, originalmente cargada por Mujer que camina.



Vengo cada día a rumiar la noche, a deshilacharla, a desarmarla en partes para entender el secreto y misterioso lenguaje de las estrellas, y con ellas entender mi propia vida. Vengo a compartir todo lo que siento, lo que sueño, lo que vivo, lo que la oscuridad provoca en mi.

El silencio nocturno me envuelve, me fortalece, hace que de mi salgan brillantes hilos de luz que se transforman en palabras y que llegan a cada uno de los que leen estas letras. La noche permite que me comunique, que interactúe, que me relacione, devuelve las energías perdidas en el día y me transforma, me refuerza.

Trato de entender cada palabra, cada situación, cada conversación.... la energía nocturna hace que todo sea diferente, hace que todo se vuelva luminoso y que todo sea mucho más provechoso.

Es mi momento diario de morir y mientras agonizo voy entregando todos mis tesoros: mi capacidad de escucha, mis palabras de consejo, mi amistad, mi entrega, mi disponibilidad, mi paciencia, mis palabras a la nada, mi nada... una entrega diaria, que me va liberqando y me va aliviananado.

Me entrego al sueño totalmente desposeída de mi, totalmente libre de mis cargas y cierro mis ojos, entrego mi alma a un sueño de vidas perdidas en la inmensidad del universo.... y soy, lo que alguna vez quise ser; y soy lo que realmente me da miedo ser.

Y voy rumiando, en la oscuridad de una noche toda una vida, purificando sentimientos, aclarando situaciones, entendiendo mis rencores, liberando mi interior.

El silencio de la noche me envuelve y me reclama que no me niegue a su compañía. Somos dos con el silencio, que al momento de soñar nos transformamos en Uno y eterno, como la misma noche, como mi alma, jugando con las estrellas.

5 comentarios:

MentesSueltas dijo...

Hola, pasaba a dejar un abrazo con mi mejor energia.
Soy el primero, pero sin mucho tiempo, espero el domingo poder leerte detenidamente,
MentesSueltas

Gigita dijo...

¿Qué decir?
Sinceramente, para mí la noche es una instancia en la que mi subconsciente ha encontrado un temor. Será desconocimiento o quizás que simplemente me parece que en cada sueño nos acercamos mas a la muerte.
Quien sabe, muchísimas veces he tratado de buscarle una explicación lógica y no todavía hoy no la encuentro; pero de lo que estoy segura es que cuando el ocaso llega, el espíritu del poeta despierta trayendo ideas casi listas para utilizarse.
Cariños grandes.
Gigita.

Anónimo dijo...

CLAU:Q puedo decirte, maravilloso lo q escribiste !!Muchos tratamos de encontrar respuestas, en la quietud de la noche;somos amigos del silencio y nos acompañan otras almas llenas de incertidumbres...la noche hace q me conecte conmigo misma, me inspira, me desenchufa.....amo vivir de noche y me resulta difícil cambiar mis hábitos,sé q debería, puesto q el día me espera y me reclama activa y bien despierta, jeje..saluditos !lau :)

Belinda Morquecho Chavez dijo...

hola en las noches cuando no tengo sueño me gusta admirar la oscuridad de la noche y las estrellas asi como la maravillosa luna

raizen dijo...

La noche ya de por sí es mágica y si llegamos a tener una comunicación directa con sus misterios, logramos comprender muchas cosas que no hayan quedado muy claras durante el día :)
Me gustó este post
Un abrazote