lunes, 17 de diciembre de 2007

El tiempo pasa y todo vuelve a su lugar....

509296994_f012a5f0b8_b

Con el tiempo, la mente se va tornando más clara y vas entendiendo muchas cosas que el sentimiento no permitían ver. Vas entendiendo que una vida no es una persona, que tus palabras tienen muchos destinatarios, que tus sentimientos pueden viajar a otros rumbos y que como persona, me debo preocupar por mi misma.

Los buenos recuerdos son los que quedarán, pero no vivirás por ellos ni de ellos, son parte de tu experiencia de vida, de tus anécdotas de antaño, de tus aprendizajes, pero no serán tu vida.

Con el tiempo los recuerdos se irán acomodando y encontrando su propio lugar y no invadirán tu vida, sino que se mantendrán al resguardo, cuidados y sosegados, si es necesario... no desesperar y dejar que las cosas fluyan naturalmente. Recordar si es necesario recordar, olvidar si es necesario olvidar, pero tomando en cuenta que la vida misma te va poniendo los ritmos que necesitas para que todo se de.

Con el tiempo te vas a dar cuenta cuando es necesario tirar aquellos recuerdos que seguías teniendo bajo tu almohada y ya no creerás que con ellos se va parte de tu vida, con el tiempo guardarás esas fotos que te recordaban su rostro y los momentos que pasaron juntos, con el tiempo ya no necesitarás mantener su correspondencia ni sus correos electrónicos y te dedicarás a borrar pacientemente cada rastro dejado en tu vida, con el tiempo aprenderás que no te puedes aferrar a una persona que no quiso tenerte a su lado y que tu cariño lo merecen otros, que si sabrán disfrutar de tu compañía.


Los viejos amores que no están,
la ilusión de los que perdieron,
todas las promesas que se van,
y los que en cualquier guerra se cayeron.

Todo está guardado en la memoria,
sueño de la vida y de la historia.
(La memoria - León Gieco)

Qué lindo que es sentir que las cosas van acomodándose y que a esta altura, hay cosas que ya ni te duelen, simplemente te hacen pensar. Se siente raro leer correspondencia que escribía hace meses... tan raro, que hasta creí que no era yo la que escribía.

5 comentarios:

María Narro dijo...

creo que ha eso se le llama crecer, madurar, aprender.
Nos pasa a todos, Clau.

Un abrazo.

Alma dijo...

A medida q pasa el tiempo y tomando distancia de las situaciones vividas, estas se perciben de otra manera,ya q con el tiempo nos replanteamos si nos sirve seguir recordando momentos dolorosos, y con un poco de viento a favor, nos proponemos darle prioridad al buen recuerdo..y aunque cueste sabemos q es lo mejor para nosotros, y que es necesario para seguir adelante
besos....lau (apurada)

Princesa encantada Belinda dijo...

hola oyes que bueno que todo ha regresado a su lugar

y la foto estan padres los dibujitos aunque algo con miedo pero padrisimos


saludos

Emmanuel Perèt dijo...

El presente fugaz devorado por el tiempo, que a cada instante lo sorprende de manera inesperada convirtiendolo en pasado. El recuerdo, lo que el viento dejó.El recuerdo, donde todo y todos nos pertenecen. El recuerdo de un pasado feliz, me hace infeliz y de un pasado amargo, tambien.
Me senti comodo aca, me puedo quedar un momento más? Besos!

Spe dijo...

pues me pregunto si el pasado no duele porque lo superamos o porque de verdad la memoria no es muy confiable, en fin con que las molestias del pasado no regresen estoy conforme
saludos!!