domingo, 23 de diciembre de 2007

Decisiones responsables



*DeCiSioNeS*, première mise en ligne par A10K.


No es la primera vez que hablo de las decisiones, pero de ellas se encuentra marcada la vida del hombre. Desde que nacemos hasta que morimos, nos vemos involucrados en la toma de decisiones. En primera instancia, actuamos de modo impulsivo, casi irracional, tratando de satisfacer las necesidades más básicas que podemos tener como seres humanos: comer, beber, abrigarse, amar. A medida que pasan los años, y la razón comienza a invadir nuestra vida, las decisiones se toman de manera más pensadad, tomándose un poco más de tiempo; la mayoría hace balances viendo si las consecuencias serán postivas o negativas, si le conviene o no, si perjudica a alguien o no. Con la razón de por medio comienzan las dudas, el miedo a no poder lograr aquello que nos propusimos, el de tomar el camdino incorrecto y no ser capaces de hacernos cargo de las consecuencias de esa decisión. Con la razón, comenzamos a esquivar responsabilidades (no todos, pero ante el miedo, alguna vez lo hemos hecho), a lavarnos las manos, a dejarle a otro la responsabilidad de decidir, a tirarnos hacia atrás cobardemente o a cometer el acto de locura de decidir, casi sin mirar, sabiendo qué es la única forma que tenemos de actuar, sin preocuparnos, al menos en ese momento de las posibles consecuencias.


El tomar una decisión conlleva la responsabilidad de hacerse cargo de las consecuencias de ello, hacernos cargo de las personas afectadas y sobre todo la responsabilidad de actuar en consecuencia.


Con el no hacernos cargo de nuestras responsabilidad en las decisiones traemos a nuestra vida, la tan dolorosa palabra: culpa. La Culpa que corroe el corazón, hace que el alma nos pese toneladas, le da fuerzas a nuestra conciencia para que actúe vorazmente, pinchándonos para que recordemos lo que ha pasado. No reconocer nuestras responsabilidades ante nuestras decisiones significa huir constantemente, estar ciegos ante lal realidad, vivir en un mundo de fantasías, un mundo creado a medida, que no refleja la realidad. Es fácil echarle las culpas a otra persona, pero no es fácil sacarse las culpas, sabiendo que los verdaderos responsables somos nosotros, pero no queremos aceptarlo abiertamente. Al fin y al cabo, vivimos engañados por nosotros mismos.


Tengo el firme propósito que este año 2008 que se aproxima, sea un año de decisiones conscientes. Decisiones pensadas, pero tomadas sin echarse atrás. Tomar decisiones sin culpa, sin engaños, poniendo como estandarte el crecimiento personal mio y de mis seres queridos. Ojalá pueda avanzar mucho en este sentido, porque eso significa que realmente me estoy animando a más. Como dije alguna vez, de mis enseñanzas del pasado: animarse un poco más, cada día un poco mejor, cada día un paso más.... Segurísimo que tendré que tomar decisiones que HOY no son de mi agrado, pero todo será para que las consecuencias sean buenas. No siempre deberé tomar el camino más corto, pero un buen trayecto me ayudará a crecer.


Pd: Se preguntaran qué decisiones tendré que tomar, cierto? No fui clara, pero ya se enterarán.

5 comentarios:

Miguelo dijo...

debe ser q estoy recien levantado de la cama pero me he enterado de poco. cuando me espabile un poco lo releo.

besosss y feliz navidad

Maria Cristina dijo...

Querida Claudia feliz navidad y una gran prospero año nuevo, fue un placer enorme conocerte en este año y estoy segura que el 2008 sera cargado de muchas cosas buenas para ambas, abrazos desde Bolivia , besos

Princesa encantada Belinda dijo...

hola pues siempre hay que decidir nuestras propias desiciones ya sean malas o buenas pero nosotros mismos y no las demas gentes como padres o hermanos o tios o primos


saludos y feliz navidad

Spe dijo...

hola clau
creo que la culpa es uno de los peores sentimientos ...ademas de inutil...es bueno aceptar nuestros errores, pero no vale la pena vivir atormentados con culpas
saludos!

Spe dijo...

ah se me olvidaba, espero que pases una Feliz navidad! un abrazo desde Hueju!