lunes, 15 de septiembre de 2008

Y nadie me avisó.... (Valía la pena hacerlo?)


La maestra ayuda a un alumno a moverse, première mise en ligne par Intervida.


Me enseñaron pedagogía para poder enseñar mejor.
Me enseñaron psicología, para entenderte un poco más y saber cómo tratarte.
Me enseñaron de técnicas de estudios, de teoría, de mi Área,
Me enseñaron todo aquello que creyeron que iba a necesitar y que de lo que me iba a valer de por vida en esta carrera.

Pero Hoy me encuentro ante ti, sin armas.


porque,
me pediste ser tu amiga, para usar mi hombro y llorar,


me pediste ser tu confesor, de tus dolores familiares, de tus intimidades más ocultas,


me pediste ser la primera en saber de ese bebé no esperado y de tus pensamientos sobre él,


me pediste que lo conociera, aun cuando tus papis ni sabían de su existencia, ese amante escondido que tenías por ahí,


me pediste que te acompañe a casa, por miedo a la reacción,


me pusiste como ejemplo, y me pesa tanto no poder llegar a tus expectativas,


tuve que aprender, a darme cuenta de que algo no anda bien en tu vida y no dejar de preguntarte, no dejar de preocuparme,


tuve que aprender, que no lloras por cualquier cosa, que algo está sucediendo,


tuve que aprender, que esas personas que te vienen a buscar en la mitad de una clase no son buenas compañías y tuve que buscar las palabras exactas para decirlo,


tuve que pararte en una pelea, hacerte callar, porque decías muchas incoherencias, hacerte pensar para que no vuelvas a reaccionar de la misma forma.

En vez de inversiones y depósitos me pediste hablar de anticonceptivos y de relaciones, en vez de notas y calificaciones, me pediste mil consejos de cómo llevar tu vida, de tus planes de futuro. Me hablaste de sueños y programas, que no compartían tus padres. Pero ante todo la verdad, cierto?

Me contaste de esta nueva pareja, de tus expectativas, de tu engaño, de tus silencios, de tus hijos, del dolor de la separación, de la violencia, de tus tristezas.

Y cuando llegaste con un traguito de más a la escuela o habiendo fumado algun cigarro non santo, tuve que mirarte a los ojos y decirte que es mejor que regreses a casa, hablarte como una madre, que no soy, llevarte de la mano, llamarte un taxi y decirte que por favor cuando llegues avises que estás bien, que jamás en la escuela permitirán tenerte en ese estado.

Todavía no entiendo como me hacías caso, todavía no entiendo como entre media lengua y ojos brillosos respetabas a esta mujer pequeña que se paró delante tuyo para tranquilizar tu inquietud.

No me enseñaron a reaccionar ante tus palabras violentas, ni ante tus intentos de lastimarme, siempre usé las manos como manera de acercarme, pero no me dejaste tocarte, y me desarmaste.

Y hablé, aconsejé, di ejemplos, mostré, demostré y muchas vences sentí que nada de lo que dije tuvo eco en tus oídos. Me sentí tan frustrada. Nadie me enseñó a jugar con esta frustración, que no tiene nada que ver con la didáctica de mi área.

Y suspiré, respiré profundo y "coloqué" la voz, para hablarte claro, para hablarte suave, para no herirte, para que me entiendas.

Nadie me dijo que tendría que usar parte de mi sueldo para comprarte comida, o "prestarte" sin derecho a devolución, porque en casa no te quieren, porque nadie te cocina, porque como o trabajas, no tienes cómo hacer.

Nadie me avisó que pasaría noches contigo, acompañándote, escuchándote, llorando tu dolor, entendiendo tu frustración.

Nadie me enseñó a descifrar el por qué después de tanta dedicación y de tanto esfuerzo puesto en tus estudios, mataste a una persona o robaste en una casa y que mi próxima visita sería en la cárcel o lo más cruel, visitarte en el cementerio. Tantas esperanzas, tanto futuro que parecías tener y todo termina así, tan mal.

Nadie me puso palabras en mi boca para tanto problema. Solo alcé los ojos al cielo y pedí que por favor me diera las palabras justas para que llegaran a tu corazón.

Y aprendí que siendo adulto, la escuela se transforma en tu hogar esperado, en el lugar de descarga de tus más intimas tensiones, que es como una Iglesia donde dejamos el alma y el corazón a mano, que todos los que están ahi dentro son nuestra familia, tan diferentes a nosotros, pero tan cercanos y tan necesitados de afecto. En ellos ves a tus hermanos y en nosotros la figura paterna que tanto necesitas.

Por qué nadie nos dio que las cosas serían asi? Por qué nadie nos puso en alerta para prepararnos mejor? Yo creo que todo aquel que es maestro de maestros, sabe todas estas cosas y que si nos pone en alerta muchos saldríamos corriendo.

Llevo 18 años como docente y aprendí que nadie puede hacerse cargo de tantas vidas si no está preparado para hacer de maestra, de madre, de médico, de psicólogo, de asistente social, de abogado defensor, de juez, de amigo, de hermano.

Nadie nos enseñó que ser docente sería cumplir tan múltiples funciones. Después de tantos años, recién entiendo lo que significa tener vocación docente.: ejercer muchas actividades, que te reconozcan solo una, trabajar las 24 hs, tener tu celular en disponibilidad y que te paguen siempre mal.

Nadie puede ser buen docente, si no tiene vocación. Lamentablemente, la docencia no es una salida a un problema económico. Ser docente, va muchos más allá, porque se lleva de por vida, se ejerce de por vida. El que eligió la docencia como una tabla de salvación, puede enseñar bien en el aula... pero estará dispuesto a entregar hasta su alma?

El 11 de septiembre, se celebró el día del maestro en la Argentina. Desde ese día vengo pensando qué escribir y hoy me decidí, y escribo lo que sale del corazón, lo que he vivido todos estos años, lo que mi corazón de docente no deja de sentir., no deja de gritar.

Para todos los Maestros, que se dedican a enseñar, que se dedican a cuidar, que se dedican a luchar por mejores condiciones de trabajo, que luchan por el reconocimiento de la profesión, a los incomprendidos, que no encuentran otra salida que no sea el paro de actividades para hacerse escuchar, a los que mes a mes tratan de llegar a cumplir con sus obligaciones familiares, y hacen de su sueldo un chicle... A todos, FELICIDADES!!!!!!!!!!!!!

6 comentarios:

KaRu.. dijo...

Clauuu!!..
Muy lindo y muy cierto todo..
Yo no tengo alumnos grandes como tú, pero con los chiquitos pasa igual, llegan con un montón de cosas que aveces uno ya no sabe como manjarlas, como decimos acá, somos "todólogos"..
Pero es nuestra vocación, es lo que elegimos y es lo que nos hace feliz!..

FELIZ DIA COLEGAAA!!

Bsos

Nerim dijo...

Mi querida Claudia, estoy profundamente emocionada por tu escrito. Al leerlo, los ojos se me han aguado y la piel se me ha erizado.
Cual delicada es la tarea de los maestros y que poquito se les reconoce la labor que hacen mas allá de sus funciones, como en tu caso, a costa de parte de tu vida, de tus sentimientos y de tu innegable dedicación.

Mi nuera es maestra y me gustaría enviarle una copia de tu escrito para que lo pongan en el aula de maestros, siempre y cuando tu me des tu autorización.

También me gustaría publicar tu escrito en otro blog que tengo en el ayuntamiento de la localidad donde vivo, por supuesto indicando la fuente, tu nombre y con el link de tu blog. Dime si tienes algún inconveniente.

Felicitaciones por este escrito que debería estar en la cartelera de todos los centros educativos del mundo. Y gracias por ser como eres. Ojalá y hubiera millones de personas como tú, con esa sensibilidad, esa dedicación y con ese corazón tan solidario.

Un beso y un fuerte abrazo

Alma azul dijo...

La vida es dura. Pero, no hay que dejarse vencer, hay que intentar ser fuerte y llevarlo lo mejor posible. Yo ahora tengo que hacer prácticas de lo mío y no veas lo mal que lo estoy pasando...Pero, en la vida tenemos que ser realistas, enfrentarnos a ciertas cosas, soportar, sufrir si es necesario pero, nunca meternos en nuestro caparazón aunque, el miedo nos paralize.

FELICIDADES POR TU ESCRITO. Tan sincero, tan sensible, tan natural.

Besitos.

raizen dijo...

Los maestros son los segundos padres, escuché decir alguna vez.
Toda profesión requiere dedicación, si no se ama lo que se hace, dicen que se está siempre desocupado.
Linda manera de expresar lo que sientes por tu profesión. Te felicito :)

Saludos y un abrazo

Lau (Alma...) dijo...

Buen día!

Cuántas vivencias Clau,y te tuviste que ir adaptando a cada una de ellas.Qué difícil es hacerse cargo de tantos problemas, de tanto sufrimiento, de tanta injusticia;Porque cuando uno se involucra, siempre sale afectado,pero si lo hiciste fue porque te salió del alma,porque pusiste todo de vos, porque te dedicaste, porque te esforzaste y yo digo que no cualquiera lo haría.
Feliz día !,con atraso.
Ojalá andes bien.
Besos, Clau.
Laura

Princesa Pachuqueña dijo...

hola, hay que hermoso post, como me gustaria que vivieramos en el mismo país para conocerte en persona y mejor, pero bueno espero que sigamos leyendonos y felicidades