sábado, 26 de abril de 2008

Uno contra uno


Pawn captures King, première mise en ligne par JFK666.


De igual a igual, frente a frente iniciamos la partida. No nos dimos tiempo ni oportunidad para poderlo conversar, mucho menos discutir, ni siquiera disentir.



Tus armas no eran legales, las mías mucho menos. Mi afán siempre fue ganar. Tu afán era demostrarme que no podría triunfar.


Absurda es la lucha cuando no hay objetivo a lograr, cuando no hay un sueño a concretar, pero si una vida para avasallar.


En esta lucha de dos potencias que se igualan, de dos almas que alguna vez quisieron construir un puente para el amor, entre dos personas de distinta condición.


Por qué terminamos luchando, cuando el fin era amarnos, cuando el fin era conquistarnos a cada minutos, a cada segundo de este día tan gris?


No hubo luz que ilumine un corazón, ni palabras que endulcen los oídos, ni manos que se tiendan brindando una caricia. Y la luz encegueció una vista para poder dar el golpe final, y las palabras, como dagas se clavaron en el alma e hirieron profundamente una pasión y las manos se empuñaron para golpear, para lastimar, para amenazar.


Todo se malentendió, todo se malogró, todo fue para peor.


Y frente a frente dirimieron sus pleitos de manera irracional, de manera muy poco convencional.


No sabían otra formas, ni tenían herramientas para solucionar el problema de una manera mejor. Pero no por ello dejaba de ser un tanto peor.


Frente a frente, cuerpo a cuerpo decidieron quién sería el ganador. Aunque ciertamente, en una lucha siniestra nadie gana, todos pierden inclusive el que se siente triunfador.


¿No hubiera sido posible detener tanta traición?


Todas estas son cosas de dos corazones que no supieron amar.

1 comentario:

jfk666 dijo...

Thank you for linking my picture!