lunes, 14 de abril de 2008

Jugando a ser Eva

- ¿Te gusta?
- ¿La quieres?


Se paseaba delante de mi presencia. Recorría la habitación sin sacarme los ojos de encima. Sabía de mi necesidad y de mis ganas... tantas ganas reprimidas.

Jugaba con mi debilidad. Y yo, en mi lugar, los observaba. Me hubiera abalanzado para poseerlo, pero sería muy violento, perdería el encanto, perdería la gracia.

Y siguió con su juego macabro.....

- Míralo.... tan apetecible... no te provoca nada?

No emití sonido, pero mi corazón se desbocaba.

- Anímate o vas a ser la única que no aceptará? La única... que feo, no?

Por mi mente se cruzaron mil imágenes, mil ideas, mil fantasmas, mil dudas, mil conjeturas... pero todo era un lío, todo fue una maraña de ideas y de sentimientos que no podía controlar...

El deseo, el impulso es más fuerte que mi razón. ¿Para qué me diste razón? ¿Por qué complicaste mi vida complicando mi corazón?

Y ahi estoy yo, con la posibilidad entre mis manos, con la decisión en mis labios.

¿Algún damnificado? No se. No tengo cabeza para pensar en eso. ¿Alguna complicación en el futuro? Es más fuerte el deseo... nubla mi razón, no me deja pensar.

La tentación acompañada con la manipulación, es tan fuerte y tan insostenible para un alma débil que no sabe bien lo que quiere, pero que sabe lo que su piel le exige.

¿Me dejaré convencer? Me dices que seré igual a los demás, si digo que si, me dices que nadie me puede negar ese placer, que es mi derecho, que no me deje vencer por prejuicios mal intencionados....

Pero sigo pensando...

Siempre me dicen que una vez que diga que Si, todo quedaba en mis manos, hasta la responsabilidad por las consecuencias de tan importante decisión.... ahí no estarás tu con tus palabras, ni con tus convencidos argumentos... solo YO y mi responsabilidad

¿Pero un poquito, no viene nada mal, cierto?

Pasarán los años, las generaciones, las vidas, las historias... pero siempre estarás ahi, con el fruto en las manos, ofreciéndolo a quién desprevenidamente va por la vida... algunos lo pensarán, otros buscarán el mejor momento, otros hasta abusarán, pero todos te verán tentando y ofreciendo al mejor postor!

7 comentarios:

Alguien soy Yo.. dijo...

Hola Clau!!!

Y es difícil resistirse a las tentaciones!!! jaja..
Y uno anda por la vida comiendo manzanas.. Deseando no cruzarse con la de Blanca Nieves y caer envenenada.. Uy y que complicado, habiendo siete enanitos de por medio! jaja..

Bsos Clau!!

p.d. Ahh pero eso sii, uno no va comiendo cualquier manzana, solo esas selectas, jaja acá, las Washintong son las más frondosas! je..

Alma azul dijo...

En ocasiones, es imposible resistirse a la tentación. ¿Verdad? Y como tú dices: A veces puede el impulso, el deseo, las ganas a la razón.

Un besito.

ALMA (Luna y Ema los amo) dijo...

Si ya te mojaste los pies y comprobaste que la temperatura del agua te da gusto :tiráte a la pileta nomás!!!...(después te fijas si te animás a los 5 mts , si te vas soltando de a poco, si te quedás agarrada del borde,o si tenés que pedir rescate, jejej)

Clauducha : a esto se le llama confesiones de invierno??pero claro, no al estilo Sui Géneris, muuuuy al estilo tuyo, jugando con la fantasía y la realidad...yo me inclino un 99 %por una en este caso, pero no digo cuál !,jajaja, vos sí me vas a decir?, perdón, el signo de pregunta estuvo de más, jajaj
Besos!!!

raizen dijo...

Me hiciste recordar la canción de Ricardo Arjona: "Si dices que sí piénsalo dos veces"
Bonito post Claudia

Saludos

muxica dijo...

Simpre dejas textos preciosos, bien escritos.
Es un placer tomar café a tu lado
Un abrazo

Princesa encantada dijo...

hola si es super dificil dejar esas tentaciones y mas si nos las prohiben


saludos

Princesa encantada dijo...

hola para poder entrar a mi blog mandame correo a mi belimorquecho@hotmail.com