viernes, 18 de abril de 2008

Tristezas



57\365 YOU choose, première mise en ligne par SaD Feeling™.


La tristeza no pide permiso para llegar. Viene a ondanadas y quiere con todo arrasar. No es que la quiera en mi vida, es que viene sin llamar. Trae recuerdos perdidos y algunos sentimientos que todavía no puedo superar.


Es increible como un pequeño hecho la puede hacer explotar. Como un pequeño acontecimiento la puede hacer florecer y me hace sentir nuevamente vulnerable e impotente ante su avance.


Una sonrisa forzada busca ahuyentarla de aqui, un poco de voluntad intenta dejarla sin armas y que se rinda sin protestar. Pero es un trabajo sin frutos. Hoy está conmigo, mañana parece no querer volver, pero siempre está pendiente de mi, siempre al asecho, siempre expectante por quedarse a mi lado y no querer partir.


Sonrisas tristes, sonrisas que lloran van bailando en mi vida, van jugando en esta obra. Solo quisiera no volver a sentirme asi, porque inevitablemente pienso en lo que no hay, pienso en lo que no está, pienso en quién no está y me invade un sentimiento de soledad. Tanta tristeza y no poder compartirla, tanto que decir y no tener a quién contarle, tantas lágrimas y ningún destino. La sonrisa es un simple antódoto que deja de tener efecto en poco tiempo. A pura sonrisa no vivo mi vida, por ello en mis momentos más débiles ella ataca sin parar, ella ataca sin pensar.


¿Qué será necesario cambiar para que no venga a molestar?

3 comentarios:

raizen dijo...

Cuando el alma está contenta, la sonrisa surge espontánea. Seguro que sí Claudia.

Un abrazo

Maria Cristina dijo...

que gran mensaje el de tu post porque muchas veces la tristeza nos inunda y muchas veces no sabemos com desligarnos para volver a sonreir

ALMA (Luna y Ema los amo) dijo...

Mirando la foto me preguntaba :podría existir una sin la otra?

Imagináte que sos una persona extremadamente adinerada, siempre rodeada de ricas y abundantes comidas ...comer bien sería una costumbre, nada especial.En cambio si las comidas abundantes y variadas las podés preparar en ocasiones, no se disfrutarían más?porq?porq tal vez se conoció lo poco y hasta el hambre....

Por eso pienso q somos capaces de disfrutar intensamente de la alegría gracias a q conocimos la tristeza, no respondo a la pregunta, pero bueh, algo es algo, jajajaj