domingo, 24 de febrero de 2008

Mil pedazos, mil imágenes


365:219 Seven Years..., première mise en ligne par seq.

Intentaste romper con mi imagen, hacerme desaparecer, pero en cada pedazo hecho trizas, volví a surgir sin piedad, a pesar de tu mala voluntad.


No tendrán contemplación tus recuerdos, ni las imágenes del pasado, ni las promesas rotas, ni las mentiras veladas, ni los momentos vividos, ni el recuerdo de mi llanto en la despédida. No tendrán contemplación porque cuanto más daño quieres hacerle a tu memoria, más sangra, más reclama, más molesta y más recuerdos traerán.


La memoria puede ser la luz que te guía hacia la libertad o la roca que te lleva al fondo del mar. Hay que dejarla en libertad y no guardarla bajo un pedestal.


Cuando hemos actuado bien, a pesar de que todo ha salido mal, es un gusto recordar, hasta gracia me puede ocasionar y risa puedo lograr con las torpezas cometidas.


Pero cuando hemos actuado solapadamente, culposamente, sabiendo del daño a ocasionar, intentamos escapar de la memoria, cerrarle la puerta al pasado, cortar los lazos con los años, enterrar en tierra lo que hemos dañado.


He aprendido que no tengo que intentar olvidar a la fuerza. Que la vida se encarga de darle el lugar que se merece a todo lo que hemos vivido. Forzar las situaciones no nos ayuda, desaparecernos del mapa tampoco ayuda. Es mejor enfrentarnos y hacernos responsables de nuestras vida y así, solo así, podremos liberarla de su carga negativa y podremos depurarla. Ahí seremos libres de verdad.


Y solo en ese momento, no habrá voz que nos recuerde el pasado, ni imagen que nos torture, ni recuerdos que nos lastimen... y por el solo hecho de pensar en las presencias, nos sentiremos liberados...
La vida nos devuelve lo que le hemos dado, ni más ni menos. Para algunos ésto será vivir la buena vida! y para otros un infierno en tierra... pero se cosecha lo que se ha plantado.


"Quien siembra vientos, cosecha tempestades"

8 comentarios:

Gigita dijo...

Hola Clau:
Bueno, me parece una reflexión bastante pesada. Haces reflexionar hasta quien teme de sus propios pensamiento. Estoy de acuerdo con que es muy importante tener en cuenta la felicidad de uno, pero muchas veces conlleva a que olvidemos las felicidades de otros y casi sin darnos cuenta, quizás porque somos egoístas o tan solo personas inmaduras, podemos causar daño hasta ocultando el daño que causamos, lo cual es tan paradójico como terrible.
Cuando olvidamos quienes nos rodean y olvidamos quienes realmente somos, cometemos errores que no tienen consecuencias, más allá de nuestros propios castigos morales por los daños cometidos.
Es difícil, la vida es difícil, y saber como poder estar bien con uno mismo a la vez que con los demás, se torna más difícil todavía.
Saludos cordiales,
Gigita

Princesa encantada dijo...

hola que reflexión tan mas padre, me llego, es lo que me paso con mi ultima relacion

saludos

ALMA (Luna y Ema los amo) dijo...

Por suerte tenemos la posibilidad de aprender de nuestros errores, aunq nuestra debilidad hace q esto no sea siempre posible.Sería justo que siempre se coseche lo q se siembre, en teoría, pero en la práctica siento que la vida no es justa para todos, hay quienes se esfuerzan por sembrar maíz y les crecen zanahorias,jiji, y hay otros q siembran sin esfuerzo y tienen demasiada suerte en la cosecha.Las posibilidades son infinitas, pero si de esperanzas se trata, nunca hay q perderlas....

Zegim dijo...

Que coincidencia. Hoy, una vieja amiga me pregunto "¿No recuerdas lo que sentías?"

Sinceramente, no.

Y no fue que me forzará a olvidarlo. Pero es que ya no puedo recordar.

Todo termina ocupando el lugar que merece.

Catalina Zentner dijo...

Triste pero bello.
Un beso,
Catalina

Emmanuel Perèt dijo...

Recuerdo que un día recordé que algo había olvidado pero me preocupe sólo hasta que olvidé que me habia olvidado. (que juego de palabras tonto).

_Señor Juez, le juro que uno no siempre cosecha lo que siembra, le juro que yo planté margaritas y me crecieron amapolas ilegales, pero me las vendieron como margaritas, se lo juro.

Pedro dijo...

Escribir es como plantar, una siembra en el universo mágico que cae en diferentes terrenos...

Felicitaciones Claudia...

Te invito, igualmente a visitar mi Blog..

Saludos

Pedro

Pedro dijo...

Escribir es como plantar, una siembra en el universo mágico que cae en diferentes terrenos...

Felicitaciones Claudia...

Te invito, igualmente a visitar mi Blog..

Saludos

Pedro