martes, 8 de enero de 2008

Duele hasta olvidar...

a


CERROJO, première mise en ligne par beagle34.



Hubo un silencio obligado, un sentir apaciguado, una mirada perdida en la nada, la respiración que se fue extinguiendo... hasta hacerse imperceptible a la presencia de los demás.


Era necesario no hacerse sentir, no dejarse alcanzar... no demostrar que todavía había vida.


Hubo un pesado candado que cerró una historia, y que hoy en la herrumbre de sus cierres, yacen los rastros de un amor que intentó salir, que intentó perdurar a lo largo del tiempo. Fue su lucha impensada, casi en inferioridad de condiciones, no aceptada ni siquiera por la persona que lo albergaba.


Hubo un amor aplazado, destrozado, descartado, que ha dejado heridas que se marcan en la piel, como cicatrices que recuerdan lo que alguna vez existió. Hay una marca por el dolor, otra por la traición, otra marca por la desdicha, otra por el olvido.


Así yace este medio corazón, marcado y meditabundo. El paso del tiempo ha matado todo lo que tenía de valor: esos recuerdos, esas esperanzas, esos sueños, esa Vida.


El paso del tiempo lo obligó a tomar armas para otras guerras, para batallar otras vidas, para sobrevivir en el mundo, para soñar otros sueños, para vivir otros proyectos. Si quería seguir viviendo, debía ponerse en pie.


Descubrió que sus vida era más que una persona, más que un silencio, más que un olvido, más que un proyecto, más que un dolor.


Se miró en el espejo y se vio lleno de vida, lleno de sueños a concretar. Con su mente viajando por otros mundos, compartiendo noches, compartiendo vida.


Pero tiene ese sentimiento de nostalgia, que cada tanto ataca su ser-

Nostalgia, dura pero que es necesaria.


Nostalgia, que lo ataca y sin pedirle permiso invade su ser. Nostalgia, de lo que algún día fue y ya no será.


Nostalgia, de otros tiempos, de lo perdido y no recuperado, del tiempo que ha pasado y de lo que no ha encontrado.


La nostalgia no es obligada, ella se impone por si sola, sin que la llamen se hace presente. Es traidora a la vida, pero justa en sus aseveraciones.


Nostalgia de esa voz que alguna vez la arrulló y hoy no puede recordar. Le desespera que sea asi... no puede ser... en qué lugar de mi memoria se alberga esa voz?


El recuerdo vive en su mente, por más que quisiera no lo podría evitar. En el tiempo hay una vida, hubo otra vida; a la distancia, otras vidas que alguna ve compartió.


La memoria duele hasta matar, te apuñala hasta sangrar. Duele hasta olvidar.

9 comentarios:

Princesa encantada Belinda dijo...

hola como siempre tu post hermoso y si como duele olvidar que hasta se siente que el corazon se desangra

saludos

Emmanuel Perèt dijo...

me puse triste... así que hoy voy a ser breve. Besos. (esto es masoquismo literario)

Miguel Schweiz dijo...

A mí me pasó lo mismo que Emmanuel, me puse muy triste...

Al principio cuando decías "hubo" paecía como que ya eso estaba saldado, sellado y hasta tirado; luego llegas con la "nostalgia" hasta agotarla en ese "de lo que un día fue y ya no será." Y entonces el alma empieza a arrugarse. Y, jo, ese puñal final...
Realmente triste Claudita, muy triste.

Un fuerte beso con un aliento cargado de optimismo :)

Baya de Oro dijo...

Una cosa que envidio mucho, es el escribir estos escritos tan maravillosos...felicidades

"Cuando mi boca calle, mi corazón hablará" dijo...

Buenas... :)
Nunca pensè que escribir un texto asì, resultara tan triste. Al menos esa no fue la primera intenciòn, si mostrar el dolor de olvidar a alguien que se quiere mucho, sea pareja, sea familiar, sea quien sea que haya tenido un verdadero significado en nuestra vida.
Los dolores son asi, a veces menguan, otras parecen desaparecer, otras estàn latentes a la espera de la mejor oportunidad para salir... Los que tenemos mucha memoria, creo que estamos condenados a no olvidarjamàs y a recordar y a ponernos nostàlgicos de vez en cuando. Bueno chicos! a ver si suben el ànimo, porque la que se pone muy triste soy yo... Cuidense de los malos recuerdos y cuabranse de los buenos...

Emma: Chico lindo y encantador (segùn reza tu nick de msn) te prometo un post màs agradable para la pròxima.... y me siento halagada por haberte dejado sin palabras!!!!

Miguel: Este texto era màs largo...por eso el final, que fue incorporado despuès... Ese "hubo" tenia un "Hoy es"... cuando pueda posteo la segunda parte. Tiene un final lindo... y no tan triste. Saludos y muchas gracias por tu visita!

Baya de oro: Bienvenida y muchas gracias por tus palabras!

Beli!: Creo que las mujeres estamos màs que preparadas para el olvido, pero nos cuesta... demasiado...


Saludos y hermosos dìas para todos


Claudia

Soraya dijo...

Claudia que lindo escrito, me ha gustado mucho, ademas de muy sentido, enhorabuena por esa vena literaria y artistica que tienes.
Bravo guapa!!!

Un abrazo,

Soraya

nara dijo...

me encantó ,me gusta mucho como escribes !!

un beso !

Tami dijo...

Hola Claudia! Te debía una visita, gracias por el comentario en mi blog! Me encantó esta reflexión…
Es verdad que a veces intentamos cerrar puertas y dejar atrás alguna historia, también es cierto que algunos candados no cierran muy bien e incluso hay otros que tienen un efecto contraproducente…Solemos quedarnos encerrados en un cuarto de recuerdos y respiramos lo que fue o lo que no pudo ser sin dejar entrar nueva luz a nuestras vidas…Será que tengo buena memoria? … Porque también sentí esta sensación muchas veces, jaja
Bueno un gusto leerte, y seguí escribiendo lindo!!!
Besotes!

"Cuando mi boca calle, mi corazón hablará" dijo...

Soraya: Muchas gracias! Esa vena literaria la descubrí por una amiga a la que le debo mucho! Creo que por toda la vida encontré una actividad que me gusta!

Nara: Muchas gracias! Te espero siempre!

Tami: Intentemos dejar cerrada la puerta por fuera... no qudarnos dentro! Te he leido y escribis hermoso! ya te lo dije! espero que sigamos leyéndonos. Gracias por tus comentarios

Besos!!! Claudia