miércoles, 29 de abril de 2009

Noche de ausencias

Solo las palabras abrieron caminos a través de los tiempos,
solo tu nombre resono en la noche y dio vida a las estrellas.
Dio vida a la bruma de tu ausencia y rasgó la noche sin pena.
Un estruendo resonó y mi corazón sucumbió sin pudor, sin temor.
Es que fue imposible no sentir dolor ante tu desamor.
La noche me cubre y no puedo negarme, no puedo luchar, me dejo llevar.

2 comentarios:

Yey dijo...

Quizas a veces solo la quieta noche puede calmar a nuestro inquieto corazón enamorado...

Puckis dijo...

es que estas ausencias
que parecen tan presentes
tan impregnadas en uno

ya volvi a estar al corriente
y siempre dejo vencido el plaso
para volver
pero no dudes que he de pasar
por tus letras