martes, 31 de marzo de 2009

Un mal día...

No siempre las cosas se dieron como yo quería. Sería una ilusa si pienso que hay alguien en el mundo que ha tenido la tan buena estrella, de ser merecedor de todo lo que ha deseado.

No siempre estoy conforme, ni cómoda con la vida, no siempre me muestra su mejor cara. Pero aprendí a adaptarme, a aceptar, a no renegar y a seguir adelante.

Hay días en los que todo me pesa, y las quejas se transforman en pesadas piedras colgadas al cuello, que pasa el tiempo y me van dejando sin menos aire. Hay días en los que quisiera estar sola, totalmente sola y en mi silencio. Hay días en que siento que mi cabeza es taladrada por un sin fin de quejas o de palabras sin sentido o ataques con palabras que lastiman.

Y me pregunto por qué debo ser yo la que se adapta a todo, la que acepta a todo y a todos, por qué debo aceptar las tristezas como algo natural en mi vida y las traiciones como si no hubieran pasado, por qué debo aceptar que los demás se enojen, peleen, se descarguen conmigo, que me tiren las culpas encima y cuando tengo un arranque de ira, no me disculpen y no acepten que puedo salirme de mi centro, al menos por un momento.... tengo tantos por qué y tan pocas respuestas. Y me sigo preguntando, y cada día que pasa me indigno más, pero no puedo hacer más. Creé una historia, una vida alrededor de mis actos y hoy no puedo derribarlos a todos, porque me llevaría con ellos varias vidas que no tienen la culpa de que haya decidido actuar de esta manera.

Alguna vez un test me decía que era un "miriñaque aguantador"... y cada día que pasa, le voy dando la razón.

La culpa es mia, es seguro. Pero esta historia comenzó desde el momento en que no tenía uso de razón. La historia de no provocar problemas, de hacer sentir a todos bien, se no ser el centro de las dificultades de un hogar cargado y agobiado por los dramas.... y así crecí... aguantando, cerrando los ojos y avanzando, callando, llorando en silencio para no provocar más bronca ni más dolor....

Me cansé de la heroina, del modelito de persona... me cansé de actuar a ser "yo" para los demás.... me cansé. Me cansé de las culpas que no me corresponden y de las palabras hirientes que se gana mi vida simplemente por cruzarme en sus caminos.

Me duele la cabeza y tengo revueltas las ideas... no es muy buena noche. Podría borrar todo lo que escribí porque es un arranque en mi mal momento, pero aqui quedará, como señal, para no olvidar que no es la primera vez que me siento asi, que no es la primera vez que siento que todo debe cambiar.

No es la primera vez.... y van.... demasiadas más....

1 comentario:

Puckis dijo...

es que no hay que conformarse
hablar gritar reir y hacerlo cuando se nos plasca
cuando se necesite
por qué cuál es la necesidad de lidiar con todo y desgastarse
ser tú es un triunfo!