martes, 27 de enero de 2009

Palabras más, palabras menos...



Palabras más, palabras menos, no tiene sentido usarlas cuando no es necesario.

Todo resultó muy facil. Necesitaba vacaciones. Pero como es costumbre en estas oportunidades, hice más actividades de las que normalmente hago, pero tuve vacaciones. Me tomé vacaciones de palabras, pero de las que pronuncia mi boca. Si en 20 días hable y dije una frase entera por dia fue mucho. Me tomé el tiempo para estar conmigo, para pensar, para soñar, para cantar, solo a mi misma y mi voz permaneció en silencio. Me comuniqué con las personas que quiero, pero por escrito y mi garganta descansó. Es la vez que menos he hablado. No dejé que mis palabras me condicionaran. El silencio se acomodó a mis días y a mi vida. Necesitaba este descanso, hoy me siento más liviana y más libre. No me esclavicé a mis palabras que suelen ser muchas y enredadas o muchas sin control o tantas, que ni escucho lo que sucede a mi alrededor. El silencio permite la observación, permite detectar detalles que normalmente tapo con palabras.

El silencio se adueñó de mi vida y dejé que hiciera lo que quisiera.

4 comentarios:

amor dijo...

yo quiero llenar tu silencio con esta palabra:

amor

Anónimo dijo...

q bueno q estas de vuelta

muxica dijo...

Tú llegas del sol y yo estoy en medio de una tormenta de invierno. Espero que ese silencio te haya llenado de palabras e ideas para seguir aquí en medio de letras.
Un abrazo

L`aura dijo...

Hola!!Qué tal Clau?
Hubo descanso con introspección y todo, qué bueno!
(Me acordé de un tema de Calamaro:Palabras más ,palabras más,palabras menos,es lo que menos te puedo dar es lo de siempre...)
Qué lindo post!!
Ah,y ese paisaje, cuánta calma transmite...
Un beso