lunes, 15 de diciembre de 2008

Siempre que necesitaste...

Téléchargé par Fortimbras le 9 oct 07 à 2:20 (PST).



Tocaste a mi puerta y te abri,
quisis
te hablar y te escuché,
lloraste tus penas y te consolé,
llamaste y te atendi,
soñaste y te acune,
cuando el enojo te inundó,
toqué tus manos y te calmé,
me pediste amor y te amé.
Necesitaste un alma y te la brindé.
Pero un día nada fue suficiente
y tus necesidades volvieron a resucitar.
Tus ojos buscaron en otros
lo que hoy no te podíamos brindar.
Se desvanecieron tus promesas,
se esfumaron tus palabras.
Nuestro "Si" permaneció en el tiempo,
el tuyo se fue con el viento.



6 comentarios:

Luz de Luna dijo...

Guau!!
Te pasaste!!!
Que potencia, que sinceridad...lo he leido tres veces, y me ha sorprendido...es como el relato de algo que me hubiese pasado....
Felicitaciones!!

Penélope dijo...

A mi nunca se me dio por escribir ni leer poesía, nada más que aquella que por decreto te exigían en las aulas (me estoy acordando de alguna excepción). Me gusta la fotografía que has elegido para ilustrar tu poesía, tus sentimientos.
Besos.

María Narro dijo...

¡hola Clau!

tu poema encierra la verdad con la que tropezamos tantas y tantas veces. Pasará.

un abrazo.

María dijo...

¡¡qué bonito por Dios!!

Nerim dijo...

Hay un proverbio que dice: aquel que llame a la puerta se le abrirá.

No queria que pasaran estas fiestas sin desearte Feliz Navidad y que el Niño Dios os traiga toda clase de bendiciones y parabienes. Que recibáis el año nuevo con alegría y esperanza y que sigamos en contacto siempre compartiendo ilusiones,sueños y realidades.

Un beso y un cálido abrazo.

Yeya dijo...

está hermoso,
Gracias.