domingo, 13 de junio de 2010

Navega en el interior, salir a conocer el exterior



Cargado originalmente por leah bernhardt
Me dedico a pensar frecuentemente, a soñar desmedidamente y a dejar mi mente volar por lugares impensados
Con frecuencia, suelo irme de este mundo, cortar la comunicación con mi exterior y navegar, desplazarme lentamente dentro mio.
Es que en esta búsqueda constante, necesito repasarme, como una lección no aprendida, que debe volver a recordarse.
Pierdo tiempo que no aprovecho con los demás, son minutos de vida que intento enriquecer de mil maneras, pero que nadie aprovecha... solo yo.
Necesito de los demás, pero no se como acercarlos. Y pienso... sigo pensando, sigo recordando, sigo preguntándome.... los misterios de la vida. Esta es mi labor vital, nací y vivo para ella. Podría escribir libros con mis cuestionamientos, con mis ensayos vitales, con mis intentos de explicación de la vida, que se me hace inmensa e inescrutable.
Quiero seguir pensando, pero no quiero perderme trozos de vida, por navegar dentro mío, por reconocerme. Necesito completar el rompecabezas de mi vida, con piezas que la vida me entrega y tengo que buscar, tengo que tomar, tengo que salir a recobrar.
Entrar en mi corazón es un ejercicio cotidiano, salir al exterior, es algo que tengo que aprender y practicar.

1 comentario:

pOssEidO dijo...

muy buen escrito...a veces resulta mejor quedarse alli...y no salir a la realidad podrida del mundo...que a pesar que hay tantas cosas tan bellas no falta quienes las arruinen