miércoles, 5 de noviembre de 2008

¿Cómo explicar un dolor?

Dolor que como pena me traspasas, que te siento inexplicable, incomprensible y oscuro.



Necesitas clavarte en mis venas, para que sienta la verdadera fuerza que encierras. Y te escapo!

Dolor que no se puede traspasar a quién deseo, porque mi corazón es el roto, mi corazón el que se paraliza, mi dolor es propio, el que provoca mis lágrimas sin poderlas detener, sin poderlas controlar.

Mares de lágrimas, lágrimas de vida, vida en tus manos que no te quise entregar.

Dolor de alma, dolor de vida, dolor del cuerpo, dolor del lugar más profundo de la vida, donde jamás hemos podido llegar pero que hemos sentido en exceso.

Puedo teorizar sobre la vida, sobre el amor... pero el dolor se siente adentro, donde las explicaciones y las lógicas no tienen cabida.

Quisiera tener el poder del médico que cura una herida aplicando las medicinas adecuadas, pero soy el médico que sabe que hay un herido, que no encuentra los medicamentos necesarios para curarlo y que mira estupefacto como se le va la vida de su paciente entre los dedos.

A los lejos, en la distancia tampoco lo puedo explicar, tampoco se cómo hacer para paliarlo, para suavizarlo, para minimizarlo.

Cuando apareció, no tuve antídoto. Tuve que vivir con él, tuve que aceptarlo.


2 comentarios:

muxica dijo...

Al leerte me has recordado esta letra de canción de "Enrique bunbury"

"no hay mejor ni peor
pues con la gente que tropiezo
sufren del mismo dolor
estan igual, el mismo dolor
No hay mejor ni peor
si estas quieto o en movimiento
sufres el mismo dolor
estas igual, el mismo dolor..."

Un fuerte abrazo

Penélope dijo...

Pasaba por aquí (como dice Aute). qué pensamientos más tristes...
Un besazo.