viernes, 10 de octubre de 2008

Mirar la cara buena de la vida

Mirar lo bueno de la vida, sonreir ante el sufrimiento, dar vuelta la moneda para ver su otra cara, pensar que siempre existe algo mejor por hacer, disfrutar de los años que tenemos de vida, pensar que cada minuto debe ser respirado y vivido en profundidad.

No debe importar qué es lo que piensan los demás. Debo aceptar mis limitaciones, para no trabarme, para no paralizarme. No estar muerta en vida, estar viva y disfrutarlo. Las enfermedades no pueden controlar la vida, porque de hacerlo nos esclaviza y nos termina matando.

¿Qué sucederá en la vida de una persona, que viendo lo bueno de la vida no puede vencer a su enfermedad?

Me pongo a pensar en esto, no me toca vivirlo a mi personalmente, pero hay personas a mi alrededor que lo padecen. Quisiera tener las palabras justas para decirle, más de lo que les he dicho, alentándola a seguir y a no claudicar.

Todavía no debe ser el momento, todavía no será la hora de oir y comprender, todavía no llegó el momento de la aceptación...

6 comentarios:

raizen dijo...

De eso se trata de que la persona acepte, para eso se necesita asumir la responsabilidad.
Interesante post Claudia

Saludos

Penélope dijo...

Es difícil ponerse en el lugar del otro pero como me toca de cerca (tengo enferma a mi madre)te puedo decir que el dolor crónico agota y hace que la resistencia psicológica, el pensar en positivo, el querer ser optimista a veces flaquee, pero desde luego estoy de acuerdo contigo en que partir de la asunción de la aceptación de lo que te pasa, es el primer paso para conseguir plantarle cara a la enfermedad. NO PUEDES DEJARTE IR.

Princesa Pachuqueña dijo...

hola si es cierto, tienes toda la razon hay que darle la vuelta a la moneda o a la hoja para empezar de ceros



saludos


por cierto cambie de blog, mi nueva direccion es http://lindaprincesa.wordpress.com/luego te cuento porque

Liliana dijo...

Hola Claudia...

Hace dias que te descubri, paseando por el espacio internautico,me gusta como decis las cosas, tu hermosa manera de decirlas...es verdad, el dolor a veces condiciona la vida,ya sea del que sufre como de quien lo acompaña, es dificil, pq aunque tengamos las aplabras correctas, el otro no siempre està predispuesto a aceptarlas o escucharlas...

Un gusto leerte, espero que puedas visitarme, hoy abri mi blog.

Abrazos de Gesell

Ly*

quirquinchita dijo...

hola bueno es muy bonito y alentador lo que dices, en realidad quisisera ver el otro lado de la moneda y olvidar el dolor que me cauce es hacer esto, poruqe ahora esto me duele bastante quiero volver a reir y tarto de hacerlo pero en la soledad q tengo aun lloro de tristeza, un saludo

quirquinchita dijo...

Otra vez soy yo haber si visitas mi blog es www.simplemente-misideas.blogspot.com